Griezmann ridiculiza a un Athletic muy preocupante

Liga BBVA | Real Sociedad 2 - Athletic 0

Griezmann ridiculiza a un Athletic muy preocupante

Griezmann ridiculiza a un Athletic muy preocupante

Los leones se fueron del campo sin chutar a Zubikarai

Griezmann ya puede presumir de haberse cobrado al Athletic, una pieza muy codiciada por Anoeta. Su derbi, con gol incluido y tentativa de tres más, fue abrumador. Tanto como la desoladora imagen del equipo de Bielsa en la segunda mitad, en la que no supo a qué jugar. Por lo menos, ha olvidado el abecé de su fútbol rutilante, espectacular. Y El Loco, empecinado en alinear a algunos futbolistas que no dan la talla, está perdido. La Real hizo añicos a su once sin ton ni son.

Empujado por Illarramendi y sustentado por una fuerte presión, los donostiarras se dieron cuenta pasada la media hora de que el Athletic era vulnerable. Dieron un pasito al frente hasta el descanso y otro definitivo tras la charla con Montanier. Adelantaron su presión y el Athletic, desaparecido en la posesión con la marcha de un Iturraspe tibio por el temor a una segunda amarilla, empezó a hacer aguas por todas las esquinas. San José no pudo ayudar a detener las incursiones que, con tiralíneas, generó Griezmann.

El francés, imposible deseo de Bielsa, hizo el 1-0 con su pierna mala y provocó la salida de Iraizoz en la acción del segundo, marcado por Vela tras un penalti por mano de Amorebieta a disparo de Xabi Prieto, que encima dejó a los leones con diez, ya con Llorente.

Revolución. Hasta entonces, había sido un derbi extraño, frío. Ambiente justo en la grada y ardor medido sobre el campo. En una pelea vecinal, el que golpea primero tiene a su adversario casi noqueado y la Real tardó en darse cuenta. Lo anímico tiene mucho valor, el fútbol se suele dejar para otro día. Y andan ambos equipos justos en esta Liga.

La primera mitad se desarrolló con alternativas en el juego sin razones muy claras. Cuando el Athletic parecía mandar con la pelota plácidamente, buscando la entrada por banda que le llevase al triunfo, se le fundían los plomos. En ocasiones, por errores propios o el empuje de Illarramendi.

La mirada estaba en las porterías. Pero únicamente sudó Iraizoz, a quien el temor de verse rebasado por Raúl pareció sentarle como a Popeye un trago de espinacas. A Zubikarai no le chutaron.

Bielsa: "Empezaremos la reconstrucción"

"En el segundo tiempo no tuvimos llegada. No logré que retomáramos el dominio insinuado en gran parte del primer tiempo. El segundo tiempo desvanece la recuperación que insinuábamos; retrocedemos y empezaremos de nuevo a elaborar con esfuerzo la reconstrucción que se nos niega. Sentí que no había modificado lo que era previsible que podría suceder. Nos cuesta convertir ataques en ocasiones con ventaja. El equipo ha reducido las llegadas".

Montanier: "Merecimos la Concha de Oro"

"Ahora que estamos en el Festival de Cine de San Sebastián, vimos una buena película, todos los actores se merecieron la Concha de Oro. Además, un largometraje francés ganó ese galardón, me alegro. Hicimos todo lo que planificamos. Tuvimos gran confianza. Griezmann es un jugador importante pero no está solo, tenemos otros vitales. Sabíamos que para ganar al Athletic debíamos tener un gran nivel de técnica y que debíamos ser intensos".

El detalle: Bielsa consoló a sus leones

Bielsa suele salir raudo hacia el vestuario cuando el árbitro pita el final. Rara vez se queda esperando a los futbolistas, pero anoche entendió que era el momento para quedarse a consolarles. "Hay partidos en los que el entrenador se siente más responsable", lo justificó.