San Mamés sólo disfrutó en el homenaje a Iribar

Liga BBVA | Athletic 0 - Málaga 0

San Mamés sólo disfrutó en el homenaje a Iribar

San Mamés sólo disfrutó en el homenaje a Iribar

fotografías: juan flor

El Athletic dominó sin profundidad y el Málaga conservó

El emotivo homenaje a Iribar fue lo único que mereció la pena en San Mamés, que asistió a un partido plano, con escasa soltura y atrevimiento. Dominó el Athletic el juego y al Málaga, que únicamente le dio por enseñar las uñas durante un cuarto de hora de la segunda parte, siempre le gustó el empate. Tiene su lógica, no perder le mantiene en la zona alta de la tabla. A los rojiblancos de poco les sirve el punto. Andan justitos de moral y fútbol, de ahí que el único alivio fuese el buen comportamiento defensivo. Iribar, de largo, fue el mejor.

Otra cosa es que fuese un encuentro de poder a poder, con gran intensidad en cada acción y una actitud individual y colectiva encomiable. Pellegrini acertó obligando a sus futbolistas a provocar el fuera de juego al borde del área para romper la profundidad local y el Athletic no encontró buenos centros laterales para buscar por arriba a Aduriz. Tampoco después hacia Llorente, que compareció pálido, lento de reacción.Raúl, de negro.

El meta Raúl, que se encontró por la lesión de Iraizoz en una cita soñada, defender la portería de La Catedral en un canto a Iribar, vistió de negro en su honor. Su parada inicial a Gámez fue sobria, como El Chopo, pero luego se metió en un lío con el pie que casi obliga a utilizar los desfibriladores. Se permitió una estirada de fotografía a disparo de Eliseu.

En el primer acto, el Athletic apenas inquietó en una acción de Aduriz tras gran pase bombeado de Iturraspe. Su vaselina terminó fuera. Había nervios, juego viril. Weligton sabía que el colegiado era Mateu, que cada día arbitra peor, y fue perdonado de expulsión. Muniain e Isco lo intentaban. Ganó la batalla moral el primero.

Bielsa metió a Llorente e Ibai en el descanso, pero su aportación fue nula. El Athletic dominó el cuarto de hora inicial y final. Tras el suave derechazo de Eliseu, los leones hicieron por fin estirarse a Willy Caballero, que achicó bien dos remates de Susaeta y Llorente. Brillaron los defensas, Ekiza, Demichelis, Monreal, Castillo. Lo dice todo. 0-0 e Iribar de portero.