Osasuna cede a la fe de Riki y la clase de Oliveira

Liga BBVA | Deportivo 2 - Osasuna 0

Osasuna cede a la fe de Riki y la clase de Oliveira

Osasuna cede a la fe de Riki y la clase de Oliveira

sanchofoto

El Depor regresa a Primera con una trabajada victoria.

El Deportivo descendió hace trece meses y Lendoiro puso entonces en marcha la campaña de captación de socios 'Fe en el Depor' para llegar a los 25.000 abonados. La afición creyó y ese espíritu parece haberse contagiado a su plantilla, o al menos a Riki. El madrileño sufrió un claro penalti de Loe que casi lo lesiona en el minuto 42, pero Borbalán miró hacia otro lado. Sobre el descanso el árbitro andaluz sí vio otra pena máxima, la de Flaño a Bruno Gama. El punta madrileño se dispuso a cobrar la deuda no pagada, pero se encontró con el poste y el lamento de la grada.

Pero Riki no bajó los brazos y al poco de empezar el segundo tiempo abrió el marcador con su zurda ante la pasividad de Damiá y las manos blandas de Andrés Fernández. Fue el premio a su constancia, a su fe, a ir y una otra vez a por el gol. La recompensa fue merecida y la práctica sentencia del partido, porque a partir del 1-0 Osasuna se nubló y casi desapareció de Riazor.

Era el minuto 53, pero antes los rojillos pusieron las cosas más que complicadas a los de Oltra. Mendilibar apostó a ganador y salió de inicio con Nino y Llorente, perfectamente secundados por Cejudo y Sisi, dos incordios por banda. Sufrió Manuel Pablo y sobre todo sufrió Evaldo, aunque el brasileño fue recomponiéndose minuto a minuto tomándole poco a poco el pulso a la Liga española.

Igualdad. El primer tiempo fue parejo, con un remate de Pizzi al larguero y un Osasuna que desde la ambición ponía en aprietos a Aranzubía. La fórmula era presión arriba y adelantar la defensa, algo que incomodaba en sobremanera a un Depor que tenía que recurrir al pelotazo hacia la nada.

La fuerza de Osasuna duró hasta el gol de Riki. A partir de ahí el Depor cedió terreno y el plan de Mendilibar comenzó a disolverse como un azucarillo. Los rojillos dominaban y los coruñeses tenían las ocasiones a la contra, hasta que Nelson Oliveira acabó por sentenciar con un gol de clase infinita. Tanta como la fe de Riki, tanta como la del Depor de los 25.000 socios, tanta como los que ven a los de Oltra dormir en Champions en un regreso de puerta grande a Primera.

Mendilibar: "Jugamos bien pero faltó gol"

"Es de esos partidos que crees que has jugado bien, pero el resultado dice lo contrario. Creo que el rival salió bien, pero después le cogimos el ritmo del partido y ha estado bastante igualado, pero Nos ha faltado gol. Sí hemos jugado bien, pero no hemos metido. Hemos llevado más o menos el peso del partido. Cuando quizá peor lo estaban pasando ellos, nos han metido el gol. A partir de ahí te dan más campo todavía y ya no se preocupan por llegar".

Oltra: "Fuimos fuertes y sólidos"

"Lo más importante es que hemos logrado un buen resultado y hemos comenzado bien la Liga. Estoy satisfecho de la forma en la que hemos jugado ante un rival que presiona bien y que nos ha exigido mucho. Hemos hecho dos goles, tuvimos ocasiones para hacer más y no pasamos excesivos apuros. Nos hemos mostrado como un equipo fuerte y sólido. Han marcado los dos delanteros y se ha visto que el equipo tiene opciones, hay una idea interiorizada".