Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

Cuestión de lógica

Liga Adelante | Racing 0 - Las Palmas 1

Cuestión de lógica

Cuestión de lógica

nacho cubero

Ganó el equipo que encaró el partido con un plan

El fútbol es, mucha veces, el reino de lo inesperado. En otros deportes, cuando uno es mucho mejor que otro, la victoria se decanta, casi indefectiblemente, hacia su lado. En el balompié muchas veces eso no pasa. Un balón al palo, un rebote, una actuación magistral del portero puede hacer que salte la sorpresa. O que se consume una injusticia. Ayer, en El Sardinero, no pasó eso. Ayer ganó el mejor. Era un equipo contra once jugadores. Y claro, ganó el equipo.

El resultado final no refleja en realidad lo que fue el partido. La primera mitad fue un baño absoluto de Las Palmas al Racing, de tal calibre que si se hubieran marchado al descanso con una brecha de dos o tres goles, nadie se hubiera extrañado. No fue más que el fruto de la lógica: Lobera lleva un mes trabajando un plan y el Racing ni tan siquiera tiene uno. El de Fabri, el que se supone que será el plan de este equipo, simplemente no se puede ni intentar porque no tiene los jugadores que necesita. Él los quiere altos, fuertes, trabajadores, agresivos y con experiencia. Justo lo contrario de lo que se ha encontrado en el vestuario. Si por él fuera, hacía un equipo nuevo. Lo único que soñaba era con un golpe de suerte. No lo hubo.

Hay muchos en el fútbol, Fabri incluido, que sostienen que el tiqui-taca sólo se puede intentar si tienes a tu disposición jugadores de un talento superlativo. Puede ser. Pero ayer hubo media hora larga, en la primera mitad, que pareció que la Unión Deportiva Las Palmas tienen los jugadores y la idiosincrasia necesarios para intentarlo. Jugó muy bien el equipo de Lobera en ese rato. Posesión, calma, ideas claras, profundidad y un par de jugadores, Vitolo y Nauzet Alemán, muy por encima de la media de la categoría. Está por ver, claro, si eso lo pueden desarrollar contra un equipo y no contra once jugadores esparcidos por el campo. Todo esto, puntualizo, sólo se vio en la primera mitad.

Acierto en los cambios.

Lo del segundo tiempo fue otra cosa, no es que el Racing se subiera a las barbas sino que los canarios parecieron dar por ganado el partido antes de tiempo. Entre eso, y que los dos cambios que introdujo Fabri, Rivero y Jairo, dieron al Racing más velocidad de balón y más chispa. El joven extremo de Cabezón de la Sal llegó incluso a provocar dos extraordinarias intervenciones de Barbosa que impidieron el empate, que hubiera sido injusto. La propia suplencia de estos dos futbolistas es un claro ejemplo del despropósito que es ahora mismo el Racing. Fueron los dos mejores en el último amistoso, el disputado hace una semana en Aguilar contra el Guadalajara y Fabri, sencillamente, no lo sabía. Lobera, en cambio, se permitió el lujo ayer de poner sobre el campo a los once que a él le parecían más en forma. Por eso perdió el uno, que no conocía ni a los que puso ni a los que dejó en el banquillo, y por eso ganó el otro.

Manolo sáiz ante la afición

Manolo Sáiz, de momento mánager general, volvió a enfrentarse con los aficionados. A pesar de que Sáiz está contra el Consejo, al igual que la afición, ésta no le perdona que se embaracara en el proyecto con Alí, Pernía y Harry.