Song es el elegido, pero si falla no vendría nadie

Liga BBVA | Barcelona

Song es el elegido, pero si falla no vendría nadie

Song es el elegido, pero si falla no vendría nadie

Fernando Zueras

Vilanova prefiere un refuerzo, pero confía en su plantilla.

Ya no es ningún secreto: el Barça quiere fichar a Alex Song. Es el primero en la corta lista que maneja Andoni Zubizarreta: un centrocampista de marcado perfil defensivo que puede ser reconvertido a central si las circunstancias lo requieren. Así se matan dos pájaros de un tiro. Pero Zubi no va a hacer ninguna locura para traerlo. La idea es que o viene Song a un precio razonable o no viene nadie.

El club azulgrana tiene claro que está buscando a un suplente, pues el titular en el centro del campo es Busquets y, atrás, Mascherano, Piqué y Puyol son innegociables. Es por ello que el Barça no quiere pagar más de 15 millones de euros por él, diez menos de los que pide el Arsenal. Como mucho, la cifra podría elevarse hasta los 20 kilos. La operación no se antoja sencilla por varios motivos. El primero, porque Wenger es un durísimo negociador como ya se vio con Fàbregas en temporadas anteriores. Y luego, porque es difícil acercar posturas mediante la inclusión de futbolistas en la operación. Dos Santos tiene pie y medio en el Sevilla, y futbolistas como Fontàs, Tello o Afellay son reacios a ser moneda de cambio. De hecho, Fontàs dejó con un palmo de narices a Marc Overmars, director deportivo del Ajax, el pasado sábado cuando le comunicó que no quería marcharse cedido al conjunto holandés.

Esta semana habrá nuevos contactos Barça-Arsenal. Las negociaciones con el futbolista estarían avanzadas (se habla de que percibiría alrededor de 2,5 millones por temporada), pero queda lo más difícil: convencer a Wenger. Por si acaso, hay otros dos tapados en la lista de Zubizarreta. Pero parece que Tito tiene decidido que o viene Song o tirará con su actual plantilla.

Song: "Sé que hay interés del Barça"

"No voy a mentir, sé que existe interés del Barça por contratarme, pero ahora mismo estoy en el Arsenal y soy muy feliz en este club. El Barcelona ya se sabe que es el mejor equipo del mundo en estos momentos y a todos los jugadores les gustaría llegar a jugar algún día en un club de ese tamaño. Sé que las especulaciones continuarán hasta el cierre del mercado de fichajes. Es algo que no se puede controlar. Soy jugador del Arsenal y estoy muy tranquilo con este asunto por ahora. Lo que se diga en los medios de comunicación es algo que yo no puedo controlar".