Madrid-Benfica: 82,5 millones desde 2008

Buena relación con el equipo lisboeta

Madrid-Benfica: 82,5 millones desde 2008

Madrid-Benfica: 82,5 millones desde 2008

reuters

Ocho jugadores han pasado de un club a otro

Luis Filipe Vieira, presidente del Benfica desde 2003, inició hace cuatro veranos una especie de alianza amistosa con el Madrid con el traspaso de Balboa al club lisboeta por cuatro millones de euros. El canterano, descartado por Schuster en el mercado estival de 2008, fue el primero de los ocho trasvases entre ambos clubes que se han venido sucediendo en ambas direcciones y que han movido 82,5 millones en fichajes. Una magnífica relación entre ambas entidades que ha supuesto el desembarco en Lisboa de otros jugadores, con los que el Madrid no contaba, por importantes cantidades.

El ritmo negociador se aceleró con la vuelta de Florentino Pérez a la presidencia. Vieira se llevó a dos jugadores que no entraban en los planes de Pellegrini. Saviola, que había llegado gratis tras acabar contrato en el Barça, dejó cinco millones en las arcas blancas. Cogió el mismo camino Javi García a cambio de siete millones.

En el verano de 2010, la actividad se intensificó, con el Madrid echándole el guante a la gran perla benfiquista, Di María, petición de Mou y que costó 25 millones. En operaciones diferentes, dos canteranos blancos se pusieron la camiseta del equipo encarnado: Rodrigo, comprado por seis millones (se iría cedido directamente al Bolton un año) y Alipio, brasileño de 18 años en la que había puestas muchas esperanzas en La Fábrica, que no acabó de cuajar. Se fue al Benfica para jugar en el filial.

En 2011, se firmó la operación que más euros movió entre ambos clubes, el traspaso de Coentrao por 30 millones de euros. También Garay, que no tenía hueco entre los centrales que manejaba Mou, se marchó al Estadio Da Luz por 5,5 millones. El Benfica no llegó a los diez kilos que pedía el Madrid, así que compró el cincuenta por ciento de sus derechos. Al argentino se le ha vinculado con el Milán, por su gran campaña en Portugal, y el Madrid recibiría la mitad de una posible venta.

Entretanto, el Benfica ha intentado importar otro madridista recientemente. Se trata de Jesé, al que Vieira tiene en su agenda desde el pasado mes de marzo y por el que ofreció la semana pasada diez millones de euros, que fueron rechazados por el club blanco. Real Madrid y Benfica, socios veraniegos