LaLiga 1,2,3
Euroliga
Anadolu Efes IST

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

CSKA CSK

-

NBA
Houston Rockets HOU

-

Golden State Warriors GSW

-

Denver Nuggets DEN

-

Atlanta Hawks ATL

-

Los Angeles Clippers LAC

-

San Antonio Spurs SAS

-

Campeonato Brasileño Serie A
Final ATP World Tour
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
john_isner John Isner John Isner
-

García Pitarch tendrá como presidente la última palabra

HÉRCULES

García Pitarch tendrá como presidente la última palabra

"Soy el presidente, pero tengo un cariz deportivo. Esto quiere decir que mi principal preocupación es el área deportiva", dice el nuevo presidente del Hércules.

Jesús García Pitarch ha reconocido hoy que, como nuevo presidente del Hércules, tendrá la última palabra a la hora de tomar decisiones sobre cuestiones deportivas de la entidad, por encima del director deportivo Sergio Fernández.

Así lo indicó en la rueda de prensa en la que se presentó como nuevo presidente del club y se anunció que Fernández se mantiene como director deportivo.

Estas afirmaciones se producen tras tres semanas en las que Enrique Ortiz, máximo accionista individual del club, ha pretendido que abandonara la entidad al no admitir el fichaje de su yerno, Javier García Portillo.

García Pitarch explicó que Sergio Fernández, junto al secretario técnico Carmelo del Pozo, será quien proponga, analice y estudie los fichajes, renovaciones y rescisiones de contrato, aunque advirtió que su trabajo será el de realizar propuestas.

"Lo mejor será que sean consensuadas con el técnico" Juan Carlos Mandiá, agregó García Pitarch.

"Soy el presidente, pero tengo un cariz deportivo. Esto quiere decir que mi principal preocupación es el área deportiva y el consejo puede incidir en las decisiones que pueda proponer Sergio Fernández. Hasta ahora estamos trabajando así y espero que en el futuro sea igual", manifestó.

No obstante, matizó que "el responsable de todas las acciones y decisiones de cualquier área es el club" y no él como presidente, aunque intentará tomar decisiones "con sentido común, desde el respeto y el trabajo y con la colaboración de todas las personas del club".

García Pitarch conoce las diferencias que existen entre Fernández y el técnico Juan Carlos Mandiá, algo que considera normal en el fútbol.

"No me importa que no sean amigos sino que se respeten profesionalmente y si ha habido alguna discrepancia, que se resuelva", recalcó y añadió que no va a permitir "guerras partidistas".

"Si hay problemas, se tendrán que resolver", sentenció. "Yo voy a estar ahí para ser el más conciliador e intentar ayudar, pero si no es así, también seré el más tajante en proponer al consejo las decisiones que considere más oportunas", aseveró García Pitarch.

Respecto a la posible incorporación del delantero Portillo a la plantilla defendió que "es un jugador con una trayectoria, que ha dado un rendimiento muy bueno en otros clubes, probablemente mejor que el de otros compañeros" del Hércules la pasada campaña.

Por otro lado, defendió que hubiera empezado a trabajar en el club antes de que se aclarara la posible salida de Sergio Fernández al apuntar que él no era consciente de lo enquistada que estaba la situación y, al mismo tiempo, apuntó que el club tampoco podía permanecer parado.

Por ello tomaron la decisión de comunicar a varios jugadores que no contaban con sus servicios, una postura que aseguró sólo se toma desde el punto de vista económico, porque considera que son futbolistas con contratos elevados para la situación del club.

Aclaró también que las decisiones deportivas van a estar condicionadas por las limitaciones de la administración concursal, motivo por el que reconoció que el Hércules debe desprenderse de Samuel Llorca (sólo falta que se haga oficial su traspaso al Celta) y quizá también del colombiano Abel Aguilar, los dos principales activos de la actual plantilla.

García Pitarch se ha marcado como objetivo "cambiar las sensaciones" de intranquilidad en torno a la entidad, que la parcela deportiva y no "los líos" centren la información y "trasladar optimismo e ilusión" para intentar devolver el Hércules a Primera División.