El Depor ya está aquí

Liga Adelante | Deportivo 2 - Huesca 1

El Depor ya está aquí

El Depor ya está aquí

El equipo de Oltra hace historia: ascenso, título y récord de puntos

El Deportivo ha tardado exactamente un año y seis días en regresar al lugar que le corresponde: Primera. Los coruñeses, líderes desde el penúltimo partido de la primera vuelta, han hecho una temporada extraordinaria, pero han tenido que esperar hasta casi el último suspiro para celebrar el ascenso por la enorme batalla de Celta y Valladolid, lo que da mayor valor al éxito del proyecto Oltra.

Después del fiasco en Chapín y el agónico triunfo en Tarragona, los de Oltra dependían sólo de ellos mismos y no fallaron. Eso sí, sufrieron. Quizá porque toda épica debe ir acompañada de sufrimiento, quizá por los nervios, quizá porque no estaba Valerón, quizá porque han llegado justos de gasolina a este tramo final de Liga. Núñez adelantó a un Huesca sin complejos en el minuto 33, pero el empate de los coruñeses, con un tanto de Helguera en propia puerta antes del descanso, llevó cierta tranquilidad a una abarrotada grada que estaba deseando celebrar el ascenso desde horas antes del partido.

En realidad ese sufrimiento tenía un motivo: buscar un héroe. Como ante el Nàstic, fue Xisco, que sólo ha marcado tres goles esta temporada, pero que dos de ellos han sido la llave para el ascenso. Su tanto deja al Depor con 88 puntos, lo que le vale para proclamarse campeón de Segunda e igualar el récord histórico de puntuación del Valladolid. Ascenso de leyenda, sin duda.

Explosión. Con el final del partido la alegría se desbordó en el césped, en el vestuario, en una grada que respetó y no invadió el campo y, como no, en toda A Coruña. La popular fuente de Cuatro Caminos volvió a sentir la pasión deportivista tras varios años de silencio lanzando un grito unánime a sus héroes: ¡Barça, Madrid, ya estamos aquí! Bajo ese lema recibió Lendoiro su primera corona con el ascenso en 1991 tras veinte años en el infierno. Hace dos décadas la presunta bravuconada de los seguidores blanquiazules fue visionaria y el primer ladrillo del Superdepor. Quién sabe, lo mismo la historia se repite.

Ahora la penitencia ha sido efímera y las lágrimas derramadas en Riazor hace un año se han convertido en lazos de acero entre una afición increíble y su equipo. Sí, el Deportivo ya está aquí, y con la intención de quedarse.

Comentarios

Comentarios no disponibles