"Me comí lo más difícil y me gustaría estar en lo bonito"

Rubén Suárez

"Me comí lo más difícil y me gustaría estar en lo bonito"

"Me comí lo más difícil y me gustaría estar en lo bonito"

El cañonero asturiano, el '21' granota y un jugador que es historia viva del club, recibirá esta próxima semana una oferta del Levante para seguir. Las ofertas de España y del extranjero no le faltan, pero su prioridad es Orriols.

Ya más tranquilo tras incertidumbre sobre su futuro...

Pues sí porque antes no tenía noticias del club y ahora me han trasladado la idea de continuar. Iba a ser esta semana pero con Koné y la final de Copa me reuniré con Quico esta semana. Saben que mi prioridad es el Levante porque soy muy feliz.

Tiene buenas ofertas de fuera, pero el Levante le tira...

El corazón lo tengo entero en este club, pero tengo una familia detrás y es mi último gran contrato porque luego se firman otros año por año como muchos de mis compañeros que están jugando hasta los 37 años y ellos son mi espejo; ahora hay que valorar todas las opciones. Cuando Quico me mande la propuesta la estudiaré, la pelearé y ojalá que se llegue a un acuerdo porque tras cuatro años aquí si renuevo acabaré mi vida deportiva en el Levante.

Echa la mirada atrás y ¿qué recuerdos le vienen?

Pienso mucho todo lo que he vivido en este club. Cuando llegué éramos cuatro jugadores, fuimos creciendo todos de la mano, cumplimos los objetivos, con un ascenso, una permanencia y ahora en Europa. Me vienen a la cabeza partidos en Segunda que ganamos como el de Cádiz con ocho jugadores o el de Cartagena que se vivían como si jugáramos la Champions. Me he comido lo más difícil y también me gustaría estar en el momento más dulce de la historia de este gran club.

Se fue triste por no poder jugar ante el Athletic en el último partido. ¿Pensó que no le dejaron despedirse en el campo?

Me hubiera gustado jugarlo por lo que significaba ese partido. Era algo histórico lo que estaba sucediendo en el campo y tras cuatro años aquí me sentía partícipe. Pero no me fui triste porque fuera mi despedida, creo que aún quedan partidos.

Su debut en Europa...

(Se ríe) La espera ha merecido la pena. Si me quedo aquí la disfrutaré como un niño porque es el colofón a unos años maravillosos. Pero el año que viene hay que pelear a muerte porque tendremos una mayor exigencia con tres competiciones. No es llegar a Europa y ya está, ahora hay que luchar por mantener todo esto y no despistarse.

Cuando celebraba los goles de esa manera parecía Hulk...

Hubo momentos malos, pero luego salía y marcaba. Ahí sacaba toda la rabia y la felicidad.

¿Cómo es Quico Catalán?

Nos llevamos muy bien. Es un gran gestor que mira por sus intereses... y yo por los míos. Nos caemos simpáticos.