Competición
  • Clasificación Eurocopa

"Me gustaría probar otras posibilidades, es el dilema"

Valdo

"Me gustaría probar otras posibilidades, es el dilema"

"Me gustaría probar otras posibilidades, es el dilema"

El leonés se debate entre lo que le dice el corazón (seguir en el Levante) o firmar el último gran contrato de su carrera en el extranjero. Será difícil que se quede y, si se va, será con un gran recuerdo de su paso por la casa granota.

¿Cómo calificaría la temporada en una palabra?

Como diría Jesulín: im-presionante.

¿Intuía que la temporada fuera con estos derroteros?

Teníamos mucha confianza en hacer un año bueno y en no sufrir tanto. La segunda vuelta de la anterior campaña fue muy buena y se quedó la misma base del equipo y eso ha ayudado mucho. Se ha acertado con Koné, Barkero, Cabral... el equipo se mejoró y eso ha dado un salto de calidad.

¿Cuál ha sido la gran aportación de JIM?

Saber dónde estaban los puntos débiles de los rivales y los fuertes nuestros y aprovecharlos. Ha transmitido mucha serenidad y siempre nos dio confianza de que podíamos conseguir grandes cosas.

Todos han destacado el gran contragolpe del Levante...

Nuestra seña de identidad. Un equipo al que ha sido difícil hacerle goles y que los rivales se pusieran por delante. Un equipo muy rocoso, intenso y con un gran contragolpe. Con el Real Madrid, que tiene una gran contra, era nuestra baza.

El Madrid, casi nada...

No a esa altura pero era nuestro arma principal y los rivales lo sabían.

Sextos. ¿Le pone más azúcar ver por el retrovisor al Athletic, Sevilla..?

Si eres sexto, grandes equipos deben quedarse por detrás. Éstos iban a pelear por lo que conseguimos nosotros, eso significa que hemos hecho un gran año. La pena fue que tuvimos la posibilidad de meternos de lleno en la pelea por la Champions y la dejamos escapar.

El equipo flojeó en un momento de la temporada y parecía que se iban para abajo.

Coincidieron muchos factores: la época de altas y bajas, varios lesionados y la Copa. No hubo mucho descanso para los que estaban jugando Copa y Liga muy seguido. Además, algunos partidos se perdieron pudiéndose ganar. El equipo se vio tocado pero teníamos plena confianza en que, cuando todo volviera a la normalidad, recuperaríamos el nivel que habíamos tenido en los meses anteriores. Enero fue el mes más difícil.

¿Ve margen de crecimiento para el equipo?

Sabemos que será un año difícil, aunque con la ilusión de jugar en Europa. Una oportunidad para seguir creciendo como equipo y como club.

¿Qué balance hace de su año individualmente?

Muy contento. Me respetaron las lesiones, algo fundamental para mí, y pude contar con la confianza del míster y jugar domingo a domingo y esa continuidad te da mucha tranquilidad y se ha notado en el terreno de juego.

A alguien que jugó en el Madrid, una semi de la UEFA, una final de Copa... Ya saboreó otras mieles. ¿Qué tal le sentaron las del Eurolevante?

Es diferente, éste es un equipo pequeño hecho para pelear por la permanencia y tiene un gran mérito lo logrado con un presupuesto tan bajo. Nadie daba un duro por nosotros y eso es lo bonito del fútbol: no por derrochar en fichajes consigues resultados. Nosotros somos ejemplo de ello.

Su renovación o irse ¿es una de las decisiones más difíciles de su carrera?

Es difícil pero no la más difícil de mi carrera. Es una decisión por algo bueno y bonito, en otros momentos me habría gustado estar en esta situación y me tocó todo lo contrario. Ahora me toca seguir o no. Me he sentido muy bien y muy valorado y muy a gusto tanto en la ciudad como en el club.

¿El corazón le dice 'quédate' y la cabeza lo contrario?

Profesional y personalmente me he sentido muy valorado y eso para mí es muy importante. Pero me gustaría probar otras posibilidades que pueda tener profesional y personalmente y ése es el dilema.

¿Con qué se queda?

Uf, han sido dos años muy buenos, maravillosos, a ver si puede haber un tercero. He disfrutado muchísimo tanto en el terreno de juego como fuera con mis compañeros y no sé decir. Ha sido y es fantástico estar en el Levante.