El Chelsea de Mata y Torres busca su primera Champions

Champions League | Bayern - Chelsea

El Chelsea de Mata y Torres busca su primera Champions

El Chelsea de Mata y Torres busca su primera Champions

reuters

El Bayern Múnich juega en casa por su quinta Copa de Europa

Hace nueve años un millonario ruso llegó a Old Trafford cuando el equipo local estaba a punto de jugar contra el Real Madrid. No sabía nada de fútbol, no quería estar ahí y acabó levantándose de su asiento VIP a aplaudir cuando marcó el Madrid aunque era un invitado del Manchester United. "Ese no, usted va con los de rojo", le advirtieron. Aquel día se enamoró del deporte rey y de la Champions. Hoy el equipo que Roman Abramovich compró poco después (tras preferirlo al Liverpool, Aston Villa y Tottenham) juega su segunda final de la máxima competición europea, el trofeo más soñado, el Santo Grial. En esa búsqueda de la felicidad, el propietario ruso se ha gastado 1.200 millones de euros pero paradójicamente ha sido en sus temporadas más caóticas (dos entrenadores, fichajes millonarios en el banquillo, juego irregular) cuando ha conseguido disputar la final.

El encuentro se juega en casa de uno de los participantes por primera vez desde Roma (Roma-Liverpool) y aquella final la ganaron los ingleses. De hecho, a un relajado Lahm (que hablaba de la ventaja de jugar en Múnich y del lujo de llegar al estadio en coche desde casa) le sacaron la sonrisa del rostro ayer cuando le recordaron que de cinco finales anglo-germanas, los primeros vencieron cuatro de ellas. Para el Bayern esta podría ser su quinta Copa de Europa y situarse en el palmarés a la altura del Liverpool, pero, tras eliminar al Real Madrid, capitularon en la liga y espectacularmente en la Copa (5-2), una derrota ante un Dortmund que le presionó con intensidad y contraatacó como hará hoy el Chelsea.

El encuentro de hoy está marcado por las ausencias defensivas en ambos bandos, titulares como Alaba, Luiz Gustavo y Badstuber en el bando germano, y otros como Terry, Ramires, Meireles y Ivanovic en el otro, que convierten la alineación en un ejercicio de intercambio de posiciones pero los planteamientos cambiarán bien poco. El Bayern pretende llevar la iniciativa y descubrir los agujeros en un Chelsea que no supo defender bien ni ante el Nápoles, ni el Benfica y mucho menos contra el Barcelona (casi 50 tiros a puerta concedidos en los dos encuentros, cuatro palos). Cahill y David Luiz podrían regresar al once tras recuperarse de sus lesiones, pero hace tres semanas que no juegan un partido.

Torres está preparado para lo que sea, contento con la mejora en los últimos meses (seis goles desde abril) y capaz de manejar mejor las expectativas. Por su parte, el jugador del año, Mata, buscará espacios entre líneas, una posición que ha mejorado a Lampard, a las bandas y hasta los delanteros. Así pues, el destino de su equipo, viejos rockeros en su último concierto, pasa por las botas del más joven. Va por su primera Champions.