Özil y Xabi, el servicio de inteligencia

Real Madrid - Sevilla | El análisis de Pedro P. San Martín

Özil y Xabi, el servicio de inteligencia

Su rígido control de la medular y la gran salida impulsaron al Madrid.

Se ha comentado que Özil estaba sin reservas de energía. Ayer se encargó de desmentir esta evaluación, firmando un partido sensacional. El alemán apareció por todas las zonas del campo de la mitad hacia arriba. Tocó, esprintó, metió balones al área, centró con intención de gol, armó un par de contragolpes sensacionales... Fue un tormento para el Sevilla metido entre líneas, ya que hizo de perfecto puente de salida para que Benzema y Cristiano se lucieran.

Özil dio 50 pases bien de 69, participó en 52 jugadas y recuperó tres balones. Le faltó un poquito de remate para haber bordado la matinal del Bernabéu.

Y el segundo jugador que volvió a mostrar una inteligencia fabulosa fue Xabi Alonso. Su lectura del juego resultó impresionante. El Sevilla quiso jugar en la medular y siempre se encontró con Xabi, imponente, férreo, con la calma precisa en el toque. Dos virtuosos que dieron sentido al Madrid.

Buenos laterales

Marcelo volvió a destacar. Apenas dio opciones al siempre eléctrico Navas. Y tampoco Reyes hizo mucho, con Arbeloa seguro.

Jefes del balón

Özil y Xabi se repartieron la medular. Ocuparon toda la zona, cortaron, tocaron y salieron por fuera y por dentro. Un recital.