Kanouté, al borde del adiós, quiere irse de corto

Liga BBVA | Sevilla

Kanouté, al borde del adiós, quiere irse de corto

Kanouté, al borde del adiós, quiere irse de corto

Estará mínimo cinco semanas KO pero lucha: "Espero volver pronto".

La ecografía a la que fue sometido ayer Frederic Kanouté confirmó los peores presagios: al menos cinco semanas de baja. El hematoma que sufre el malí en el tercio medio del bíceps femoral derecho, producto de la rotura grado II que sufrió en San Mamés. es más extenso que en otras ocasiones. El diagnóstico vuelve a encender las alarmas que el parte provisional apagó ayer. Y es que Kanouté tendría muy difícil poder despedirse del Sevilla en los terrenos de juego. Sin embargo, la última palabra no está dicha. "Gracias amigos por las muestras de apoyo, espero recuperarme pronto", escribió el delantero en twitter.

Porque Kanouté no se rinde y en su interior se niega a que el de San Mamés haya sido su último partido en España. En principio, el cuerpo médico ha querido ser prudente y ha tirado de pesimismo, de ahí que hable de cinco o inclusive hasta seis semanas de convalecencia. Para nada está descartado que el futbolista, que en breve comenzará con el trabajo de fisioterapia, pueda acortar dicho plazo. Lo que parece claro es que sólo un milagro le permitiría poder llegar al último compromiso sevillista en Nervión, ante el Rayo el 6 de mayo.

Así las cosas, el cuerpo médico sabe ya que tiene entre manos el reto de devolver a Kanouté al césped antes del final de Liga y que pueda decir adiós en Cornellà (13 de mayo). El plan es que el malí, actualmente guardando el reposo hasta que disminuya el dolor y el hematoma, tenga su primer contacto con los fisioterapeutas a finales de semana. Lo esencial en estos casos es que la rotura cicatrice debidamente, por lo que, Kanouté sólo trabajará a partir del fin de semana en la piscina para recuperar movilidad. Será tras 15 días cuando comience con ejercicios aeróbicos suaves y, de modo progresivo, incrementar la carga de trabajo hasta comenzar sobre el césped un entrenamiento específico pre-competición, siempre a partir de las cuarta semana. He ahí un gran reto.

Los precedentes con el ariete malí

En roturas fibrilares similares sufridas con anterioridad, Kanouté siempre se recuperó en torno al mes. El año pasado sufrió una similar en el bíceps femoral derecho. Entonces el parte de baja fue de sólo 2-3 semanas.