Riki mide al Murcia con el ascenso en la memoria

Liga Adelante | Deportivo-Murcia

Riki mide al Murcia con el ascenso en la memoria

Riki mide al Murcia con el ascenso en la memoria

SANCHOFOTO

El Depor subió a Primera hace 21 años ante los grana

La visita del Murcia a A Coruña trae inevitablemente a la memoria la palabra ascenso. Coruñeses y granas se lo disputaron hace 21 años en un partido a vida o muerte en un Riazor que acabó en llamas. Subió el Depor y se hizo grande, falló el Murcia y pagó aquella derrota peregrinado por Segunda, Primera y Segunda B.

Hoy no se juega el ascenso, pero el Depor, líder, tiene el reto de aguantar el tirón de sus perseguidores y llegar tranquilo al derbi de Balaídos. Precisamente así llega el Murcia, liberado de presión tras su victoria en otro derbi ante el Cartagena. Esa calma puede ser su mejor aliado en una segunda vuelta irregular que ha puesto el futuro de Iñaki Alonso y buena parte de la plantilla grana en el alero.

La cita de Riazor no parece fácil para un equipo que además llega castigado por las bajas. Sus armas serán la falta de presión, velocidad y pelear el centro del campo. Iñaki sabe que por las botas de Valerón pasa el juego del líder, lo mismo que por las de Riki pasan los goles. En Girona el madrileño se topó dos veces con los palos y el Depor lo pagó (1-0).

Once victorias.

Hasta ahora el líder nunca ha perdido dos partidos seguidos y su racha en Riazor asusta: once victorias seguidas. Buenos datos, pero el Murcia en la ida ya dio con la tecla y ahogó a los de Oltra que sumaron un sufrido punto. Hay partido.

Isaac: "Aún me acuerdo de las hormigoneras"

Hablar del Depor es devolverle al murcianismo a uno de sus fantasmas. La de aquella tarde, la del incendio de la grada de Riazor con el Murcia y el Depor jugándose el ascenso a Primera. El partido le precedió una noche en vela en el hotel de concentración, con claxons atronando, con llamadas a las habitaciones de aquellos jugadores granas que vieron como aquel Depor les ganaba por la mano. Uno de los futbolistas de la primera plantilla, Isaac Jove, murcianista de corazón se "acuerda porque me contaron lo de la noche de las hormigoneras. En cierta medida aquello marcó al Murcia y también al Depor. Ahora llegamos con muchas ganas, liberados tras ganar al Cartagena y ojalá encadenemos la segunda seguida".