Los extremos se tocan

Liga BBVA | Real Zaragoza-Barcelona

Los extremos se tocan

Los extremos se tocan

alfonso reyes

Tanto al Zaragoza como al Barcelona les urge sumar los tres puntos en juego

Pasión máxima en La Romareda, donde los extremos se tocan. Ninguno de los dos equipos puede permitirse un traspiés. El Zaragoza porque lleva demasiado tiempo viviendo en el lado salvaje de la Liga. Hace un mes y medio estaba a 12 puntos de la permanencia, pero ha encadenado tres victoria seguidas (Valencia, Atlético y Sporting) y ahora anda a cuatro puntos del bote salvavidas de la permanencia.

En los tiempos que el Zaragoza se veía en el pozo, el Barça­ veía la Liga en latín. Si el Zaragoza tenía a doce la permanencia, el Barcelona estaba a diez del líder. Ahora, están a seis. Por tanto, no hay que ser una eminencia para deducir que el partido entre aragoneses y catalanes es tan determinante para unos como para otros. Y el empate, no les vale a ninguno.

Evidentemente, por presupuesto, nómina y calidad, el Barcelona sale como favorito, pero las urgencias igualan las contiendas y para el Barça, la visita a La Romareda no va a ser un trámite.

Los de Jiménez se han abonado a los milagros y buena prueba de ello es que donde ante había un equipo perdido, ahora hay un grupo feroz que lucha los partidos hasta el último segundo. Aferrados al "hay que creer", los locales han logrado que la kafkiana situación institucional quede en un segundo plano y el estadio se llena olvidando al palco para apoyar al equipo. Lo que importa, está en el césped. Se espera para recibir al Barça la mejor entrada de la temporada.

En el lado visitante también se vive en el alambre. Desde el fiasco de Pamplona, el Barça­ cuenta sus partidos ligueros por victorias y son perfectamente conscientes que si quieren aspirar a la gloria de la remontada liguera deben de seguir así hasta el final de Liga. El cupo de despistes en campos accesibles ha sido ya ampliamente cubierto.

Sin Piqué

Los culés han regresado hoy a los entrenamientos tras gozar de un día de descanso. El equipo de Guardiola preparó el encuentro ante el Zaragoza con Xavi totalmente recuperado de sus molestias en el sóleo. El capitán se entrenó con total normalidad y viajará a la capital maña. Piqué, por su parte, hizo recuperación y no jugará este fin de semana tras sufrir una sobrecarga en el bíceps femoral de la pierna izquierda en el partido de vuelta de cuartos de final de la Champions.

Enfrascado en la vorágine y el glamour de la Champions, ahora le toca al Barcelona bajar a la realidad de la Liga y no especular ante un rival que a pesar de no poder contar con Mateos, Apoño y Luis García, jugador que ante el Barcelona siempre aporta un plus, va a vender muy cara su piel. Les va el futuro en el empeño.

Por tanto, ante este panorama y la posibilidad de irse a dormir a tres puntos del Real Madrid, a Guardiola no le va a quedar otra que poner al equipo pata negra sobre el césped. Tan sólo Xavi, que jugó ante el Milán sin estar bien, puede perderse la cita en favor de Thiago, mientras que Alexis, inédito ante los italianos, tiene todos los números para volver a formar pareja atacante al lado de Messi, que en Zaragoza ya ha causado estragos.