Misterio Di María: se entrena, pero no juega

Real Madrid | E fideo podría reaparecer ante osasuna

Misterio Di María: se entrena, pero no juega

Misterio Di María: se entrena, pero no juega

reuters

No estuvo en Chipre y es incógnita para Pamplona. Tampoco se reactiva su renovación ni el aumento de sueldo. Firmó por seis años y dos millones por temporada cuando llegó.

Di María se perdió ayer su noveno partido consecutivo. El Fideo lleva varios días entrenándose con el grupo y el pensamiento de Mourinho era que hubiese podido jugar ante el APOEL (no le forzó ante Villarreal y Real Sociedad para ello). Sin embargo, sus molestias musculares en el recto anterior derecho parecen no terminar de remitir. Su lesión se está convirtiendo en un misterio.

Y en el trasfondo sigue la cuestión de su renovación. Cuando llegó, en 2011, firmó por seis años a razón de seis millones de euros brutos por campaña. El pasado verano pidió un aumento de sueldo, aún no atendido por el club. El acuerdo no parece cercano.

Di María se produjo el 31 de diciembre una microrrotura fibrilar en el recto anterior del muslo derecho y la idea inicial era que volviese ante el Mallorca (14 enero). No lo hizo. Tampoco pudo hacerlo en los Clásicos de Copa, ni en Liga ante Getafe y Levante, choques en los que se especuló con su regreso. Al final, terminó perdiéndose diez partidos hasta que volvió el 27 de febrero con el Racing. Marcó un gol en el 4-0 blanco, pero una contusión en la misma zona tras chocar con Christian intensificó su dolor. Se le diagnosticó tres semanas de baja. Un mes más tarde, su retorno aún no se ha producido. El sábado ante Osasuna puede ser el día...

Consulta.

Di María ha buscado una solución fuera del club. Así se lo dijo Mou (a Sanitas la han dejado de lado y no tiene responsabilidad en su recaída). Ha sido tratado en Madrid por Joaquín Juan (fisio de Gasol) y pasó revisión en Portugal con el Dr. Noronha. El exmédico del Oporto operó a Pepe del ligamento cruzado de la rodilla derecha en 2009.

Su renovación sigue parada

En el trasfondo de este escenario se encuentra el tema de su renovación. Cuando llegó al Madrid hace dos campañas procedente del Benfica, Di María firmó por seis años y dos millones de euros brutos por temporada. El pasado verano el argentino ya se descolgó pidiendo un aumento de sueldo: "Me dijeron al llegar que si me iba bien en el primer año, me iban a mejorar. Estoy ansioso esperándolo". Desde entonces, está litigando con el club, pero ambas partes no han podido llegar a un acuerdo y su renovación, por ahora, sigue parada.