Coentrao, silbado por el Santiago Bernabéu

REAL MADRID

Coentrao, silbado por el Santiago Bernabéu

Coentrao, silbado por el Santiago Bernabéu

El portugués escuchó una sonora pitada cuando entró en el campo en sustitución de Benzema. La semana pasada fue pillado a la salida de un restaurante fumando.

Fabio Coentrao, en el ojo del huracán toda la semana por haber sido visto fumando, volvía a una convocatoria tras perderse los partidos ante Málaga y Villarreal y fue silbado por la afición del Bernabéu cuando entró en el terreno de juego en el minuto 76 en sustitución de Benzema. Los pitos resonaron e impactaron más si se tiene en cuenta que el francés fue tremendamente ovacionado tras su buen partido ante la Real Sociedad. Además, segundos antes, Nuri Sahin también había entrado al campo y la afición le había mostrado el cariño que necesita el futbolista turco, poco visto en la alineaciones blancas.

Durante los 15 minutos que Coentrao estuvo sobre el césped, la afición no perdió ocasión de silbar al portugués, que daba la sensación de andar perdido sobre el campo. El pasado jueves se defendió a sí mismo en una entrevista a un medio portugués de las acusaciones de falta de profesionalidad que brearon al lateral, sobre todo, en las redes sociales. "Soy un excelente profesional", dijo el madridista. Pero no convenció a nadie. Al término del encuentro, Coentrao fue el primero en abandonar el terreno de juego visiblemente molesto por la fuerte pitada de la afición.

Coentrao no pasa por sus mejores momentos en el Real Madrid. El futbolista portugués protagonizó uno de los debates más fuertes del verano, cuando el técnico del conjunto blanco, José Mourinho, consiguió su fichaje por 30 millones de euros y le calificó como un futbolista polivalente, capaz de cubrir los puestos de lateral e interior, en ambas bandas, y de mediocentro, como complemento de Xabi Alonso. El exfutbolista del Benfica se hizo con un puesto en el once, pero su inconsistencia, algunas lesiones y el buen estado de forma de jugadores como Marcelo, Khedira, Granero, Lass o Arbeloa, le han apartado rápidamente de la titularidad.