Objetivo: cinco puntos

Liga BBVA | Barcelona-Granada

Objetivo: cinco puntos

Objetivo: cinco puntos

fernando zueras

El Barça, a recortar más la distancia con el Madrid

Seguramente Guardiola y Abel celebren que esta noche vuelva la Liga. Ni a los culés les dará tiempo a relajarse tras la amputación de dos dedos de la ventaja de dos manitas (diez puntos) del Madrid tras el gol de Cazorla en el Bernabéu, ni a los andaluces a desconectarse del buen triunfo en Los Cármenes ante el Sporting de Clemente (2-1). Asoma un partido al que Pep le pedirá más intensidad a sus jugadores y Abel insistirá en la charla previa que el compromiso del colectivo se intuye vital si quieren volver a Granada con un premio. Su objetivo no es otro que huir cuanto antes de la zona complicada, algo cada vez más cercano.

A Abel no le quedará más remedio que variar la zona media: Fran Rico y Yebda andan tocados, mientras que Mikel Rico será duda por una inoportuna gripe que ayer lo dejó tumbado en la cama y le impidió poder cambiarse. El entrenador no probó nada raro desde el domingo. Ni defensa de tres con dos carrileros, ni plantar el autocar ante la portería de Julio César, que se enfrentará a los culés y a sus dudas derivadas de la inexperiencia. Nada de nada. Eso sí, la consigna es clara: "Salgan a tocar, corran y jueguen como sepan".

Messi y diez más.

Guardiola siempre supo que su equipo recuperaría el tono, más después del bajón provocado tras un aterrador calendario de diciembre en el que volvieron a tomar el Bernabéu (1-3) y se proclamaron campeones del Mundo en Japón. Para ello se agarraron a la maestría de Xavi, la elegancia de Iniesta, la solvencia de Busquets, la efectividad de Mascherano y los reflejos de Valdés para hacer aún más grande la leyenda de Messi, que nunca falla. Está hambriento y da la sensación de ser inagotable. Le acompañarán arriba Pedro y Alexis, dos piezas fundamentales para Guardiola a la hora de entender los ejercicios de presión a la retaguardia rival, a la vez que dos atacantes que deberán recuperar el olfato para ayudar al Barça a seguir metiendo miedo al Real Madrid en el lucha por el título de Liga.