El Barça sube revoluciones

Liga BBVA | Sevilla 0 - Barcelona 2

El Barça sube revoluciones

El Barça sube  revoluciones

Los culés basaron su triunfo en un estupendo primer tiempo. Xavi y Messi firmaron dos golazos. Palop fue el más destacado por parte de los locales.

Gracias a una primera parte estupenda, el Barça se llevó con solvencia tres puntos en el siempre complicado Sánchez Pizjuán que le permiten seguir marcando de lejos al Real Madrid. Siempre ha dicho Guardiola que en primavera es cuando el equipo tiene que estar bien y sus jugadores, a pesar de contadas excepciones, parecen seguir el dictado de su técnico y aprovechan marzo para subir revoluciones ahora que llega la parte determinante de la temporada.

La versión del Barça que se vio en la primera parte ante el Sevilla fue de las mejores del equipo y sólo un Palop, siempre fino ante los blaugrana, evitó que el descosido a los de Míchel fuera mayor.

Entre las buenas noticias del equipo de Guardiola cabe destacar el punto de excelencia en el que se encuentran Busquets, Iniesta, Xavi y Messi. Cuando estos tres carburan, muy pocos equipos pueden plantar cara al Barcelona. Otra buena noticia es ver cómo Pedro no se resigna y defiende su puesto. El canario volvió ayer a revivir sus mejores tardes y sólo el acierto de Palop le privó del gol.

Para preocuparse está, por encima de todo, el rendimiento de un Piqué que desafinó cuando la orquesta estaba muy fina. La excelencia de este equipo es tal que el que no está al nivel queda en evidencia más que en ningún otro equipo.

Enfrente estuvo un Sevilla que dio la sensación de salir demasiado relajado al principio. Sólo en el inicio de la segunda parte, cuando los de Míchel aumentaron su nivel de agresividad, pusieron en apuros al Barcelona. Pero entonces, como casi siempre, apareció Valdés ante las acometidas de Manu del Moral y Kanouté, que se vieron demasiado desasistidos por su centro del campo.

Concentración. En Sevilla el Barça solventó otro de los problemas que ha sufrido esta temporada que es la falta de intensidad a la hora de entrar en los partidos, especialmente cuando el equipo llega tras una de las pocas semanas sin partido entre medio. Ayer, el Barcelona salió muy metido en el encuentro y se hizo el amo de la pelota, la localización del juego y del ritmo del partido desde el primer minuto.

Adriano y Pedro fueron los primeros en poner a prueba a Palop, pero el portero valenciano se vio impotente ante el magistral chut de falta de Xavi que supuso el 0-1 a los 18 minutos de partido. Con el gol a favor, el Barça siguió cercando la portería local pero no fue hasta que Messi ofreció su enésima obra de arte de la temporada que llegó el segundo tanto. El partido era absolutamente blaugrana, pero ni Xavi, ni Pedro, ni Iniesta ni Cesc acertaron para dejarlo totalmente archivado antes del descanso.

En la segunda parte, el Sevilla apretó los dientes y el Barça contemporizó con el resultado y las ocasiones escasearon. Sin ser el vendaval de la primera parte, Alexis e Iniesta pudieron ampliar la diferencia mientras que el árbitro anulaba otro gol a Messi.

El Barcelona regresó de Sevilla a siete puntos del líder, por lo que sigue teniendo el campeonato muy difícil, pero con la sensación de que el equipo está cerca de su mejor versión.