Mundial de Clubes
River Plate River Plate RP

-

TBC TBC

-

Serie A
Ligue 1
Euroliga
Anadolu Efes IST

-

Buducnost Voli BUD

-

Fenerbahce FNB

-

CSKA CSK

-

NBA
FINALIZADO
Detroit Pistons DET

104

Milwaukee Bucks MIL

107

FINALIZADO
New York Knicks NYK

110

Phoenix Suns PHX

128

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

102

Utah Jazz UTA

97

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

132

Sacramento Kings SAC

105

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

121

Chicago Bulls CHI

96

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

123

Philadelphia 76ers PHI

96

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

127

Portland Trail Blazers POR

131

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

110

Memphis Grizzlies MEM

93

Eurocup
Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Cedevita Zagreb CED

-

Tofas Bursa TOF

-

BC Andorra AND

-

AS Monaco MON

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Valencia VAL

-

Baño histórico al United

Europa League | Athletic 2 - Manchester 1

Baño histórico al United

Baño histórico al United

fotos: juan flor y gaizka bilbao

El Athletic repite con arte el repaso de Old Trafford

Con los ojos humedecidos, las manos rojas de tanto aplaudir y una afonía que tardará en curarse se fue la afición de San Mamés a celebrar que tiene un equipazo para aspirar a su primer título europeo, aquel que se le negó en 1977 por un atraco de Linemayer ante la Juventus. El doble baño futbolístico al United, subcampeón de la Champions y líder de la Premier, queda ahí para siempre. Los Bielsa Babes vengaron con un fútbol fantástico al equipazo de 1957, cuyos supervivientes se lo pasaron en grande en el palco junto a Bobby Charlton, quien no ahorró alabanzas a un rival de otra galaxia.

La eliminatoria terminó 5-3 a favor de los leones, pero el Manchester se pudo llevar diez goles entre los dos partidos. Bielsa ha logrado en seis meses fabricar un equipo genial, que combina desde atrás con paciencia, pelea con el alma cada balón y no para de buscar la portería contraria.

El temor a que el United fuese capaz de demostrar en La Catedral que lo de Old Trafford había sido fruto de un exceso de confianza terminó enseguida. El Athletic se abalanzó sobre De Gea como si estuviese perdiendo y los Diablos Rojos volvieron a ponerse a perseguir las triangulaciones bilbaínas.

Muniain mandó al poste la primera gran ocasión local, pero estos leones siguen y siguen, tienen fe de hierro. Amorebieta, que agradeció al técnico su entrada en el equipo por un San José que no merecía el banquillo, se sacó un pase largo, medido, a la espalda de Ferdinand. Y ahí apareció Llorente con un empalme de campeón. Batió a De Gea sin opción a respuesta. El riojano se había apuntado al partido roto por sus molestias en la cadera y Bielsa, hecha la faena, le cambió antes del descanso.

Ferguson, que había puesto en el campo un once de verdad, con sus pesos pesados salvo Scholes, ordenó cargar. El Athletic aguantó hasta el descanso y luego se desmelenó, con jugadas fantásticas de Muniain, Herrera y una banda derecha de fantasía. Iraola regateaba diablos como si fuesen muñecos de entrenamiento y si hace el 2-0 en la acción del minuto 54, igual le ponen un busto al lado de Pichichi.

De Marcos, que jugó mermado por la fiebre (menos mal), hizo el 2-0 y San Mamés cantó que quería más. Este Athletic mete miedo en Europa y busca con arte la final de Bucarest. Ojo.