El Athletic toma Old Trafford

Europa League | Manchester UNITED 2 - ATHLETIC 3

El Athletic toma Old Trafford

El Athletic toma Old Trafford

JUAN FLOR

Baño histórico de los 'Bielsa Babes' al United, siempre detrás del balón y aún vivo por De Gea

El Athletic tomó anoche Old Trafford y no se fue con la eliminatoria resuelta, con una goleada de escándalo, por un gran De Gea y la mala suerte. Fue histórico el baño de fútbol que pegaron los Bielsa Babes, que ya se merecen tal apodo, al subcampeón de la Champions. Había que ver a Rooney achicando balones en la izquierda, a Ferguson replegando a su equipo ante la realidad de que la única manera de hacer daño a los leones era al contragolpe. Este Athletic es ya muy grande y cada vez se parece más en fútbol al Barça. Sí, han leído bien, al Barça.

Si les parece exagerada la comparación siéntense hoy a ver sus dos primeros goles, que levantaron un partido que había puesto difícil Rooney por un acelerón de Giggs, el eterno zurdo de seda, y una genialidad de Chicharito. Este Athletic de Bielsa cree tanto en lo que hace que se puso a remar, a tocar, con un Iturraspe excelso, un Llorente inabordable y un Muniain desbordante. Fabricar en el Teatro de los Sueños una docena de ocasiones claras, chutar 26 veces y doblar en córners a los locales no está al alcance de cualquiera. Únicamente De Gea, con una actuación estelar, dejó la intriga para un San Mamés que no fallará. El meta y la mala fortuna en un penalti in extremis por mano de De Marcos. Tan claro como el que no se señaló en ese área a Llorente con 0-0.

El equipo bilbaíno debía afrontar la cita sin presión, pero la masiva movilización de aficionados obligaba a dar una respuesta de la magnitud del encuentro. Se superaron. La duda de si el aliento serviría para llevarles en volandas o haría que les pesasen las botas ante un United muy precavido se disipó bien pronto. La pelota fue siempre visitante y sólo inquietó la imaginación de Giggs. Los tantos de Llorente, De Marcos y Muniain quedan ahí para la historia, pero debieron llegar varios más.

Una celebración muy contenida

El Athletic se contuvo en su celebración final y aunque levantaron las manos unidas ante su público, no quisieron desatar la euforia por dos razones, porque falta el partido de vuelta y por el gol in extremis en un penalti inesperado. La afición, eso sí, no se quería ir de la grada. Estuvo de diez.