Euroliga
FINALIZADO
Olympiacos OLY

88

Anadolu Efes IST

81

FINALIZADO
CSKA CSK

88

Khimki Moscú KHI

74

FINALIZADO
Fenerbahce FNB

92

Milan MIL

85

Torneo Descentralizado
NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

113

Milwaukee Bucks MIL

97

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

125

Boston Celtics BOS

130

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

124

Brooklyn Nets BKN

127

FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

108

Detroit Pistons DET

107

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

113

New York Knicks NYK

106

FINALIZADO
Memphis Grizzlies MEM

92

Portland Trail Blazers POR

83

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

118

Oklahoma City Thunder OKC

114

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

114

Atlanta Hawks ATL

107

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

111

Miami Heat MIA

84

FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

141

Minnesota Timberwolves MIN

130

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

93

Toronto Raptors TOR

113

Copa Sudamericana

Murió Marquitos, defensa de leyenda del Real Madrid

real madrid bbva

Murió Marquitos, defensa de leyenda del Real Madrid

Murió Marquitos, defensa de leyenda del Real Madrid

Defensa de raza del Madrid de Puskas y Di Stéfano, falleció hoy en Santander a los 79 años. Será enterrado el jueves en Cantabria. Conquistó cinco Copas de Europa y cinco Ligas de blanco.

Marcos Alonso Imaz, Marquitos, ex jugador del Real Madrid y de la Selección española falleció hoy en Santander, a los 79 años. Natural de Cantabria, jugó en el Madrid de Puskas y Di Stéfano durante diez temporadas y fue dos veces internacional. Será enterrado el jueves en el cementerio Ciriego de Santander.

Marquitos, defensa de raza, se ganó el cariño y la admiración de la grada por su constante brega y trabajo a lo largo de los partidos y por no desfallecer ante los rivales más temibles. Fue un marcador que tenía en la fuerza y la garra sus características más notables, además de ser uno de los máximos exponentes de la furia española.

Nació el 16 de abril de 1932 en Santander y empezó a conocer el mundo del fútbol en el colegio donde estudiaba, los Salesianos. De ahí pasó al San Estanislao de Kostka, donde fue campeón local en el año 1947 y empezó a destacar sobremanera. En 1951, sus brillantes actuaciones provocaron que los directivos del Racing de Santander repararan en un futbolista de apenas 18 años de edad, que era todo pundonor, raza. fuerza y excelentes maneras en su quehacer. Le ficharon de inmediato y le mandaron al Rayo Cantabria, equipo filial del Racing. Su trabajo y constancia le hicieron subir al primer equipo y debutó el 16 de diciembre en Vigo.

En el Racing

En las filas del Racing estuvo dos temporadas más, hasta 1954 y disputó 36 encuentros. En medio de estas dos campañas tuvo que realizar el servicio militar y fue destinado a Cádiz. Así se frenó su ascendente trayectoria. Ya en 1954 volvió a Santander y reapareció frente al Real Madrid el 24 de enero.

Meses más tarde y amparado en las críticas favorables, Santiago Bernabéu consiguió que Marquitos fichara por la entidad de Chamartín. Tenía 21 años y llegaba a Madrid dispuesto a triunfar. Pero antes debía mostrar su valía.

El primer partido no lo jugó. El Real Madrid, campeón de Liga, perdió en su estadio 1-2 frente al Valencia, campeón de Copa. Al día siguiente y con un monumental enfado, Marquitos se presentó en las oficinas del club y pidió la baja. No se la concedieron. Una semana después, Marquitos estaba en la lista de titulares y de ahí no le bajará nadie. En esa temporada, 1954-55, disputó 27 encuentros y anotó un gol. Comenzó como defensa derecho pero una lesión de Oliva en Sevilla hizo que su puesto cambiara y se colocara como central.

Por entonces comenzaba la gran época del Real Madrid. Alfredo di Stéfano estaba al frente de la vanguardia pero en la retaguardia había hombres como Marquitos, Oliva, Campa, Carrillo, Lesmes II o Atienza II que solucionaban y reparaban los ataques del rival. Como bien señaló una vez el propio Marquitos, "el Real Madrid era un equipo que vestía frac y andaba en alpargatas de primera". Razón no le faltaba. La delantera del conjunto de Chamartín era un lujo al alcance de pocos: el ya mencionado Di Stéfano, Rial, Gento, Mateos, Molowny, Joseíto o Pérez Payá, mientras que en la zaga la cualidad más importante que radicaba en todos y cada uno de sus miembros era la labor estajanovista que desempeñaban a lo largo de un encuentro.

Las Copas de Europa

Asentado ya en Madrid, el joven Marquitos siguió progresando y madurando a lo largo de las otras siete temporadas en las que permaneció bajo la disciplina de un Real Madrid que se preparaba para iniciar su largo reinado en la Copa de Europa. Marquitos fue pieza clave en la conquista del primer título europeo. Con 3-2 a favor del Stade de Reims,donde destacaba Raymond Kopa, Marquitos logró el tanto que suponía el empate a 3 y que alimentaba las esperanzas de los aficionados madridistas, deseosos por ver a su equipo coronarse campeón de Europa. Daba comienzo el largo festival del Real Madrid por Europa y que culminaría, en su primera parte, en el año 1960 con la conquista de la Copa de Europa ante el Eintracht de Frankfurt y la Copa Intercontinental ante el Peñarol. En las semifinales de la segunda edición se cruzó on el Manchester United. La prensa inglesa calificóa Marquitos como "el mejor defensa de Europa" tras el gran marcaje que realizósobre el delantero inglés Tommy Taylor, hombre de moda en el fútbol inglés de la época.

En 1963, Marquitos finalizó su vinculación con el Madrid. Con 30 años se fue al Hércules y ese mismo año fue traspasado al Murcia, donde jugó 24 partidos y marcó un gol. Sin embargo, fue vendido al Calvo Sotelo.

Contra el Manchester, en el 57, jugó su mejor partido

Fue en las semifinales de la Copa de Europa 56-57. En el encuentro de ida, el Madrid había obtenido una renta cómoda (3-1) pero no suficiente puesto que enfrente estaba el todopoderoso Manchester. Además, los 'diablos rojos' contaban a favor con el factor cancha. Los madridistas conocían el peligro de Old Trafford; por eso salieron decididos a arreglar rápido el choque. Un gol de Kopa y otro de Rial dieron ventaja a los blancos. Pero en la segunda parte llegaron las acometidas locales. Entonces emergió la figura de Marquitos que una y otra veces frenó los ataques de Charlton, Whelan y Tommy Taylor. Un partido completísimo para recordar.

Padre y abuelo de futbolistas

Los buenos defensas suelen ser personas muy previsoras, atentas con los pequeños detalles que a otros se les escapan. Por eso allá, a finales de la década de los 50, Marquitos no dudó en comprar un pequeño local en el número 70 de la madrileña calle de Serrano y montar una zapatería que inauguró en 1961 y que todavía hoy día sigue abierta.

Siete años, después, en el año 1968, dio por finalizada su carrera deportiva aunque no lo hizo de manera definitiva, sino que siguió jugando en el modesto Toluca, un pequeño equipo de barrio de su ciudad natal, Santander, con otros compañeros del Real Madrid como Vicente, Atienza, Mateos, Pachín, Casado o Félix Ruiz. Ellos no cobraban dinero alguno. Sin embargo viajaban todos los fines de semana a gastos pagados a la capital cántabra para defender los colores de ese equipo.

Además, Marquitos estaba casado y era padre de tres hijos. Uno de ellos, Marcos Alonso, siguió sus pasos como futbolista militando en los dos grandes rivales del Madrid, Atlético y Barcelona, antes de ser entrenador, aunque nunca en la entidad blanca, como hubiese sido del agrado de su padre. Su nieto, Marcos Alonso, se crió en la cantera blanca y fichó por el Bolton, de la Premier League inglesa, en el que continúa.