El Valladolid y el Celta, dos clubes con vidas paralelas

Liga Adelante | Valladolid

El Valladolid y el Celta, dos clubes con vidas paralelas

El Valladolid y el Celta, dos clubes con vidas paralelas

Históricamente, los gallegos son 12º y los vallisoletanos 13º

Si el Valladolid tuviera un hermano gemelo entre los clubes españoles ese sería, seguro, el Celta de Vigo. Sus trayectorias y logros son casi paralelos. El sábado ambos equipos lucharán por tres puntos que les acerquen a Primera, categoría donde los gallegos ocupan la duodécima posición histórica con sus 46 temporadas competidas, 1.508 partidos jugados y 1.547 puntos. El Valladolid en esa clasificación es decimotercero: ha jugado 40 temporadas en la máxima categoría, disputando 1.390 partidos y ganando 1.395 puntos. Además, ambos clubes coinciden en que su mejor posición en la Liga ha sido el cuarto puesto y nunca han terminado la temporada como últimos.

No acaban ahí las semejanzas. En Segunda División (antes de empezar esta temporada) los gallegos han disputado 31 temporadas, logrando 1.208 puntos, siendo campeón tres veces y ascendiendo 10 veces. El Valladolid ha jugado en la categoría de plata 30 años, consiguiendo 1.126 puntos, tres campeonatos, también, y seis ascensos a Primera.

Los logros. El Celta de Vigo fue fundado en 1923, cinco años antes que el Valladolid, y su estadio Balaidos se inauguró, precisamente, en 1928, aunque fue reformado en 1982, año en el que fue abierto al público el Nuevo José Zorrilla. Ambos estadios acogieron partidos del Mundial de aquel año en nuestro país. Si hablamos de los logros, los celestes tienen el orgullo de haber partipado en la temporada 2003-04 en la Champions League, ganaron la Copa Intertoto del año 2.000, participaron en la UEFA seis veces y lograron tres subcampeonatos de la Copa del Rey. El Valladolid, por su parte, también ganó un título: la Copa de la Liga de 1984, fue dos veces subcampeón de Copa y también ha participado en la UEFA y en la Recopa. Lo dicho, casi gemelos con historias, casi, paralelas.

Zorrilla, maldito para Herrera

Si hay un estadio que a Paco Herrera no le trae buenos recuerdos como entrenador, ése es el Nuevo José Zorrilla. En sus tres visitas a Valladolid, el técnico catalán ha salido siempre derrotado. Una maldición que se inició hace dos décadas, en el año 1992. En su primera temporada como entrenador en Segunda, Herrera visitó Zorrilla con el Badajoz, y los Amavisca, Caminero, etc... derrotaron por la mínima, obra de Iván Rocha, al conjunto extremeño. Su segunda visita a Zorrilla sería ocho años más tarde en Primera con el Numancia, pero volvió a perder (2-0) con goles de Kaviedes.La tercera visita fue la de la pasada campaña con el Celta (3-2) que decidió en el descuento Jorge Alonso.