Mourinho viaja a Londres y se compra una casa

LIGA BBVA | REAL MADRID

Mourinho viaja a Londres y se compra una casa

Mourinho viaja a Londres y se compra una casa

Tim Anderson

Aterrizó en Heathrow a primera hora con su mujer y AS le cazó en exclusiva. Estuvo viendo varias casas y, al final, se decantó por una. Sigue con la idea de dejar el Madrid. Chelsea, Tottenham y Arsenal, opciones.
Valencia-Barcelona live online

José Mourinho cogió un avión ayer por la mañana en dirección a Londres con su mujer Matilde y pasó el día en la capital británica buscando casa. Sobre las cinco de la tarde, se dirigió a Heathrow (donde fue tomada la instantánea) para regresar a Madrid tras haber encontrado una de su agrado que adquirirán esta semana. El asunto no tendría más importancia si no formara parte de la estrategia establecida por el entrenador desde finales de enero, cuando tomó la decisión de abandonar el Madrid.

La casa se compra para ser la residencia de los Mourinho cuando regrese a la Premier este verano. Ya tiene un apartamento en Londres que adquirió tras ser despedido por el Chelsea principalmente como inversión inmobiliaria, pero no es lo suficientemente grande para toda la familia (tiene dos hijos) y sus perros, incluyendo el famoso Terrier Leya que trajo de cabeza a los vecinos cuando Mourinho vivía en Chelsea.

El caso es que nada ha cambiado respecto al pasado enero. La lista de razones que le impulsan a abandonar el club blanco son las conocidas: la prensa española no entiende ni respeta su labor en el club, algunos jugadores no siguen sus instrucciones (no tanto en el campo sino fuera de el) como si no acabaran de creer en su propuesta futbolística, y la atracción por la Premier y lo que ofrece a cualquier entrenador es enorme.

A la espera. Mourinho no ha decidido a qué club va a entrenar la temporada que viene, pero ha habido contactos con un representante que hablaba en nombre de Daniel Levy, el presidente del Tottenham, que posiblemente pierda a Harry Redknapp, el favorito para convertirse en seleccionador inglés. El entrenador del Madrid tiene una relación fluida con Roman Abramovich y se pensaría la posibilidad de sustituir a Villas-Boas sólo si el Chelsea le cede el control deportivo absoluto de la entidad. Según varias fuentes, Villas-Boas ha recibido el mensaje de la cúpula del Chelsea de que será despedido si no pasa la eliminatoria de la Champions ante el Nápoles. En la ida, el equipo sufrió y acabó perdiendo 3-1. Queda para Mourinho otra posibilidad: el Arsenal si la directiva decide desprenderse de Wenger. Ya dijo en enero a un par de amigos que quería entrenar en Inglaterra ya mismo y casi a cualquier equipo. Esa información llegó a las directivas de unos cuantos clubes de la Premier e incluso uno de ellos (el Tottenham) le hizo un planteamiento serio: el sueldo se lo deberá bajar, pero si el club consigue venderse (están buscando comprador por unos 350 o 450 millones de euros) la filosofía ya no será la de fichar jugadores jóvenes buenos para venderlos en su mejor momento, sino hacer un equipo para ganar. Mourinho no ha dicho ni que sí ni que no, aunque su viaje podría entenderse como algo más.

Negociar.

Los clubes que saben que no van a tener entrenador la próxima temporada suelen negociar con sus sustitutos por estas fechas. El Madrid intentó fichar a Mourinho en dos ocasiones y los primeros contactos se realizaron entre enero y febrero. Finalmente, el club blanco esperó a ver si el Inter superaba al Barcelona para confirmar el interés y llevar a cabo el fichaje.

Cuando Mourinho se acerca a algún evento en Inglaterra, el trato que recibe es de estrella de Hollywood. La prensa echa de menos su sentido del humor, sus respuestas ingeniosas, sus salidas de tono que en la Premier prácticamente nunca fueron más allá de travesuras infantiles: algún insulto a Wenger al principio de su mandato, corregido con el paso del tiempo, alguna disputa con el periodista que se atrevió a dudar de una selección de jugadores y poco más. De hecho, los medios de comunicación en Inglaterra apenas hablan de tácticas: no les interesa, y eso beneficia la relación que Mou tiene con ellos, basada principalmente en la admiración.

Curiosamente, ha sido en su estancia en el Madrid cuando ha recibido las mayores críticas desde el Reino Unido porque se entiende que el modo de plantear algún partido con el Barcelona perjudicó el espectáculo. Nadie espera que se le recuerde el asunto cuando aterrice en la Premier posiblemente como campeón de la Liga española, por encima del mejor Barça de la historia.

La imagen que ilustra esta noticia fue tomada en el aeropuerto Heathrow antes de volar a Madrid (hoy estará en Valdebebas). El portugués aprovechó uno de los dos días de descanso que dio al equipo tras la victoria ante el Rayo.

Comentarios

Comentarios no disponibles