Serie A
Copa Sudamericana
Liga Venezolana - Clausura
Caracas Fútbol Club CAR

-

Carabobo Fútbol Club CAR

-

Metropolitanos MET

-

Deportivo Táchira DTA

-

Trujillanos TRU

-

Deportivo Lara GLA

-

Aragua ARA

-

Estudiantes de Caracas ECA

-

Deportivo Anzoátegui ANZ

-

Zulia ZUL

-

Portuguesa F.C POR

-

Deportivo La Guaira LGU

-

Rayo-Madrid: el descaro desafía a la fortaleza

Liga BBVA | Rayo - Real Madrid

Rayo-Madrid: el descaro desafía a la fortaleza

Rayo-Madrid: el descaro desafía a la fortaleza

macario muñoz

Diego Costa, ariete de un equipo en racha. Regresa Marcelo.

Prueba de la peculiaridad de esta Liga es que en el horizonte del Real Madrid la salida más complicada se localiza en Vallecas. Lo que en otro momento se hubiera considerado un partido favorable ahora se observa como una emboscada. La explicación es sencilla: después de haber ganado en tantos campos (nueve victorias a domicilio en once visitas), sólo las situaciones especiales parecen susceptibles de amenazar al líder.

Y Vallecas es especial, no hay quien lo dude. Para empezar, por las dimensiones del campo: 100x65 metros (el Bernabéu tiene 105x68). Esa reducción espacial admite estrategias particulares (el achique de espacios viene de serie) y favorece los esquemas defensivos. Este último aspecto es el que lleva a Sandoval a afirmar que el campo no le beneficia, conocida es la vocación ofensiva de su Rayo Vallecano. Sin embargo, la familiaridad con el terreno (ángulos, derivas, topos) concede al anfitrión una ventaja que trasciende cualquier vocación.

La siguiente rareza es la hora, cuatro de la tarde, y conectada a ella ese sol crepuscular que ejerce de láser natural y complica la visión de los jugadores. En este caso, el Rayo ataca por el biorritmo y por la pupila. Sumen el posible cansancio de los madridistas después de su viaje a Rusia y añadan el contraste de temperaturas (en Madrid ya es primavera). Obtendrán algo similiar al equilibrio de fuerzas.

Fino. El Rayo, además, juega bien, ya es renglón para decirlo. Su puesto (noveno) no es casualidad y su exhibición en campo del Levante (3-5) no debe ser despreciada. Diego Costa está inspirado y Lass confirma a cada paso su inmenso talento. Por no hablar de Michu (11 goles, centrocampista más realizador), para el que la grada de Vallecas pide Selección.

Contra eso juega el Madrid. El equipo que corre más rápido tendrá que frenar antes si no quiere perderse por la Avenida Ciudad de Barcelona. Vuelve Marcelo, que subirá en dos pasos. Higuaín defiende titularidad y Cristiano podría romper un cristal de la Asamblea de Madrid, en caso de no afinar los tiros de falta. Que nadie se fíe, pues. El campo es pequeño, pero Vallecas es grande.