Alexis despeja los nubarrones

Champions League | Bayer Leverkusen 1 - Barcelona 3

Alexis despeja los nubarrones

Alexis despeja los nubarrones

El chileno rescató al Barça con dos goles. El Bayer Leverkusen ofreció dos caras. Messi marcó el tanto que pone al Barça a las puertas de los cuartos

El Barça tomó oxígeno en Europa y puso pie y medio en los cuartos de final de la Champions League al ganar por 1-3 en Leverkusen aferrados a un Alexis Sánchez monumental que supo ser decisivo en cada uno de los dos partidos que se disputaron ayer en el Bay-Arena. En el primero rompió el cerrojazo alemán y en el segundo tiempo, cuando los alemanes parecieron alemanes y habían igualado la eliminatoria, desahogó el encuentro con otro gran gol. Despejó los nubarrones que se cernían sobre el Barça y permitió que Messi fuera de menos a más y acabara marcando el tercer gol que pone al Barça camino de la siguiente ronda.

Era la primera vez que el tocopillano era titular en la Champions League y Alexis no desaprovechó la oportunidad. El chileno se desgastó persiguiendo rivales, dio profundidad al equipo y fue efectivo ante la meta rival. Su acierto permitió al Barcelona sacar adelante un partido que por momentos se complicó. No jugaron los de Guardiola un encuentro redondo y no fue una de esas exhibiciones europeas de antaño, pero sí que por primera vez en cuatro años lograron ganar el partido de ida de los octavos de final de la Champions. Viendo de donde venía el equipo es un bagaje más que suficiente.

El partido tuvo dos caras absolutamente diferentes. En la primera parte, el Bayer se disfrazó de Catania y apenas pasó del medio campo. Atrincheró a sus once hombres en su mitad y se desentendió de la pelota. Ante esta situación, el Barça inició un rondo gigante que le llevó a tener una posesión de casi el 80 por ciento, pero sin molestar a Leno. Era cuestión de armarse de paciencia. Y la paciencia, al final, tuvo su premio.

Paradójicamente, el gol barcelonista llegó de un contragolpe. Cosas que tiene el fútbol. A la primera que el Bayer trató de salir de su campo, Alexis robó un balón, se asoció con Messi que le devolvió un pase maravilloso que le dejó solo ante el portero al que batió haciéndole pasar el balón entre las piernas.

Con el 0-1 en el marcador, a los alemanes no les quedaba otra que intentar tratar de cambiar el guión, porque si no el partido podía darse por cerrado.

Partido nuevo. En la segunda parte, los alemanes ya parecieron alemanes. Presionaron a la defensa barcelonista, fueron al choque y empezaron a colgar balones ante un Barça superado físicamente. A los siete minutos lograron el empate en una jugada que definía su nueva versión. Centro del lateral derecho que remató el izquierdo. Empezaba un partido nuevo.

Pero en ese partido, también emergió la figura de Alexis, que se siente como pez en el agua ante rivales que, como pasaba con los alemanes, ceden espacios. Un pase oportuno de Cesc le dejó ante el portero, al que regateó para volver a poner en ventaja al Barcelona.

El Bayer no se rindió y su presión se hizo incómoda a la defensa, pero entonces el Barça volvió a la fórmula infalible de Valdés parándolo todo atrás y Messi sembrando el pánico delante. La pulga avisó con un disparo al poste antes de que Alves le regalara en el 88 el 1-3 definitivo.