Luis I de Cornellà-El Prat

Liga BBVA | Espanyol

Luis I de Cornellà-El Prat

Luis I de Cornellà-El Prat

rodolfo Molina, Carlos Mira

"Fui un afortunado por inaugurar el casillero del estadio... Y vuelvo"

Un perico regresa a su casa el domingo. Pero no es un perico más, y tampoco vuelve a un escenario cualquiera. Se trata de Luis García, quien pasó a engrosar la leyenda del Espanyol -entre otras hazañas- por convertir el primer gol en la historia de Cornellà-El Prat. Él anotó el 1-0 al Liverpool, en el Gol de El Prat, abriendo la veda a las innumerables noches, tardes o mediodías (como es el caso) inolvidables que le esperan al españolista. Y ayer Luis atendió a AS desde Zaragoza.

"Me siento un privilegiado por haber vivido en primera persona los mejores años de la historia de este club que ya sobrepasa las 111 primaveras, así que fui un verdadero afortunado por haber inaugurado el casillero de un estadio tan fabuloso. Ahora vuelvo, a ver si prosigue la suerte", advierte el asturiano, que acabaría anotando siete tantos más en Cornellà-El Prat, sólo superado en ese apartado por Dani Osvaldo (16), Álvaro Vázquez y Joan Verdú (nueve cada uno, tras marcar cinco y cuatro respectivamente en lo que va de curso).

Luis admite que lleva toda la semana visualizando cómo será su retorno, maquinando la cuenta atrás, aunque "por mucho que lo imagine, va a ser distinto. Estoy ilusionado por reencontrarme con toda la gente que dejé allí, con mis amigos, aunque no llegamos en el mejor momento. Estaré muy concentrado los 90 minutos, seguramente no disfrutaré del ambiente, pero luego podré despedirme de todos los pericos como se merecen", desvela. Será entre ovaciones, pase lo que pase sobre el césped, pues entre la grada existe unanimidad sobre la figura de Luis: un ídolo. Él conoce la razón. "Enseguida entendí a la perfección la cultura perica, me convertí en uno más de ellos. Estoy muy agradecido a la afición porque me ayudaron en los momentos complicados y porque en este club viví los mejores momentos de mi carrera: un título, una final, ir con la Selección...", desgrana.

Sufridor nato.

Luis lanza toda serie de parabienes a un Espanyol que "si está rozando la Champions a estas alturas ya no es por casualidad" y hacia un Mauricio Pochettino al que el Real Madrid ya tantea: "A un entrenador se le juzga única y exclusivamente por sus resultados, y él está situando al equipo en una situación muy privilegiada. No es la primera vez que lo escucho", admite.

Su Zaragoza es último y tiene la obligación de ganar en Cornellà-El Prat, "y un montón de partidos más", recuerda. "Yo he salido de situaciones más complicadas. Trato de aportar mi experiencia, y a ver si también mis goles", cierra.