"En el Pedro Escartín nos contagiamos, no fuimos el Numancia"

Liga Adelante | Numancia

"En el Pedro Escartín nos contagiamos, no fuimos el Numancia"

"En el Pedro Escartín nos contagiamos, no fuimos el Numancia"

Natalio volvió al once tras su lesión.

El Numancia no termina de carburar lejos de Los Pajaritos, y es que el equipo de Machín tiene un pobre bagaje de puntos a domicilio. El pasado sábado el equipo soriano volvió a perder, esta vez en casa del Deportivo Guadalajara, a pesar de la insistencia de los jugadores en que, si de verdad se quiere estar arriba, se tienen que ganar los partidos lejos de Soria.

Natalio, que regresó a la titularidad tras su lesión, valoró de esta forma el choque: "Fue un partido bastante malo por parte de los dos equipos. No estamos acostumbrados a hacer el fútbol que hicimos y nos contagiamos de los balonazos y las segundas jugadas. No se vio al Numancia del resto del año. Vamos a decir que tuvimos una mala tarde, porque a pesar de que en otros partidos el resultado no ha sido positivo, hemos tenido personalidad". El delantero aseguró no haber notado la inactividad durante el partido en Guadalajara: " Me encontré muy bien, llevo tres semanas entrenándome después de la lesión y estoy agradecido al míster por la confianza que me ha dado. Me encontré mejor de lo que me esperaba, pero seguro que seguiré mejorando".

Natalio buscó las causas de la derrota y confirmó los deseos del equipo de mejorar lejos de Los Pajaritos: "No estamos obsesionados en ese aspecto, pero si tenemos una espina clavada. Si queremos estar arriba, tenemos que puntuar fuera de casa, tenemos un equipo bueno para ganar en cualquier campo y esperemos que en la segunda vuelta se nos dé mejor. Lo que está claro es que nuestro objetivo pasará por conseguir mejores resultados lejos de Soria. Es nuestra asignatura pendiente".

Bajón estadístico a domicilio

El equipo soriano no termina de arrancar lejos de su casa, y es que los de Machín de 12 partidos disputados sólo han ganado uno, empatado seis y perdido cinco. Han recibido un total de 17 goles y tan sólo 12 a favor. Con estos números, los sorianos son uno de los peores equipos a domicilio, y es el quinto equipo más goleado lejos de su casa. En la segunda vuelta todos los jugadores están convencidos de que llegarán partidos lejos donde el equipo puntuará de tres en tres y tendrá más opciones para tratar de engancharse a los equipos de la parte alta.