Remontada en el caos

Copa del Rey | Atlético - Albacete

Remontada en el caos

Remontada en el caos

pepe andrés

En pleno lío, el Albacete defiende un 2-1 ante el Atleti

Mientras el club realiza un cásting de entrenadores como si no tuviera ni técnico ni discreción ni plan; mientras Manzano aguanta la humillación, a la espera de que todo acabe esta noche y a otra cosa, mariposa; mientras los jugadores observan atónitos el esperpento, cada vez más superados dentro y fuera del campo; mientras la afición decide a quién señalar como culpable... Mientras todo esto sucede, y aunque nadie parezca recordarlo, el Atleti tiene partido. Y uno muy serio.

Le visita el Albacete, un Segunda B, sí, pero uno que le pasó por encima hace dos semanas y que defenderá un 2-1 si no terrorífico, sí inquietante para los rojiblancos. Además, no es descartable que la ventaja de campo acabe siendo manchega. Al Manzanares acudirán unos 2.000 aficionados del Alba y todos a animar a los suyos. Los atléticos ni serán muchos más ni estarán tan entregados a los suyos.

En su último partido (de esta etapa, que con este Atleti nunca se sabe) Manzano no podrá permitirse las rotaciones que tan terrible resultado le dieron en la ida. Menos Courtois (en Bélgica por cuestiones familiares), el sancionado Domínguez y con la duda de Arda (griposo), serán los pesos pesados los encargados de resolver la papeleta.

Ánimo. El Albacete ha viajado a Madrid en plan excursión familiar: toda la plantilla y la directiva en pleno. Pero tras tan entrañable apariencia, esconde los colmillos. Calle ya fue una pesadilla para los centrales del Atleti en la ida y Teté y Adriá juguetearon sin piedad con los laterales. Como, a menudo, el mediocampo rojiblanco parece propio de alguna categoría inferior, el sueño manchego de repetir el éxito del 95, cuando eliminó al Atleti y llegó a semifinales, no es descabellado.

Lo que pase hoy será simultáneamente epílogo de la era Manzano y prólogo de la era Simeone. Si remonta, el nuevo entrenador cogerá un equipo tocado, pero aún con todos los objetivos al alcance (Copa, Europa League y, sí, hasta Champions). Si no, el Cholo se verá limitado antes de empezar.