El Molinón reta al líder

Liga BBVA | Sporting - Real Madrid

El Molinón reta al líder

El Molinón reta al líder

paco paredes

El Sporting apela a su estadio contra un Madrid sin Xabi Alonso.

El debate del partido se centra en los límites de la dureza y la agresividad. El primero en plantear la cuestión fue Cristiano Ronaldo, el pasado lunes, en la fiesta de AS. Manifiestamente cojo, el futbolista reprochó a Cerezo la actitud de los jugadores atléticos en el derbi (Perea, en concreto), a lo que respondió el presidente con otros reproches, o eso creímos entender tras consultar el diccionario cañí y el de argot portugués. Después llegaron los comentarios de Florentino a Casillas (en Gijón "os van a dar") y los de Di Stéfano en la misma conversación ("será jodido, ya están programando el lío"). No es de extrañar que sobre ese argumento se desarrollara ayer buena parte de las conferencias de prensa de Mourinho y Preciado.

Planteado en esos términos, cuesta imaginar un partido que no sea bronco. Presionará el Madrid, como suele, y presionará el Sporting, como anuncia, y con tanta fricción en el campo y tanto calor en la grada bastará una chispa (fingimiento, penalti o leñazo verdadero) para provocar el incendio.

La novedad más relevante en los locales es la ausencia de Lora en el lateral, cubierta por Damián Suárez, un uruguayo al que su procedencia avala doblemente: Defensor Sporting. El resto del equipo, sobre el papel, tiene un aspecto dinámico y competitivo, si bien la última derrota contra el Levante reavivó las dudas que nunca se despejan. Como suele ocurrir cada quince días, el jugador más temible del Sporting, descartado Quini, será El Molinón. Ofendido, esta vez.

El Real Madrid se acompaña de otras preocupaciones. La principal es saber cómo responderá el equipo a la ausencia de Xabi Alonso, futbolista esencial que cumple ciclo de tarjetas. Se espera que Sahin ocupe su lugar en el mediocampo y la siguiente incógnita es cómo responderán sus piernas de jilguero ante la batalla que se plantea. Khedira será su fiel escudero, siempre y cuando Mourinho no opte por el trivote y le acompañe de dos guardaespaldas.

Vanguardia. Lo que queda del once presentará menos dudas. Lass seguirá de lateral, ante la baja de Arbeloa (contractura muscular) y Cristiano, a pesar del pereazo, será el general en la vanguardia. Higuaín, previsiblemente, formará como el jugador más adelantado y Kaká aguardará turno desde el banquillo.

La ubicación del encuentro, a siete días del Clásico, otorga un aliciente extra al duelo. Desde el punto de vista del Madrid no sólo se trata de salir victorioso, sino de acabar entero. Para el Sporting es una cita que reparte tanta gloria como moral, gasolina para las cuestas que se avecinan.

El último picante lo pondrá Iturralde González, personaje singular que escucha My Way antes y después de los partidos. Él será el encargado de distinguir la dureza de la violencia. Evidentemente, lo hará a su manera.