NBA
FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

113

Charlotte Hornets CHA

89

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

99

Houston Rockets HOU

109

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

110

Atlanta Hawks ATL

103

Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

-

Partizan PAR

-

Galatasaray GAL

-

Ratiopharm Ulm RAT

-

Mornar Bar MOR

-

Fiat Turin FTU

-

Estrella Roja RED

-

AS Monaco MON

-

Fraport Skyliners FRA

-

Unicaja MAL

-

Alba Berlin ALB

-

Cedevita Zagreb CED

-

Germani Brescia BRE

-

BC Andorra AND

-

Limoges LIM

-

L. Kuban TIV

-

Valencia VAL

-

Turk Telekom TUR

-

Soldado-Cristiano: duelo de traca en Mestalla

Liga BBVA | Valencia-Real Madrid

Soldado-Cristiano: duelo de traca en Mestalla

Soldado-Cristiano: duelo de traca en Mestalla

david gonzález

Sin Di María, la duda visitante está a estribor: Callejón o Higuaín

A falta de otras certezas, el partido será colorido. El Valencia repartirá entre los espectadores 45.000 senyeras, gules y oro para derrotar al Madrid. La elección del estandarte (bandera de la Corona de Aragón que comparten los territorios que estuvieron vinculados a ella) tiene varias explicaciones y ninguna es polémica. La primera razón es diferenciadora. Poblar el estadio de banderas blancas se podría haber entendido como una bienvenida al visitante y no es esa la idea. También existe una motivación comercial (compren la segunda equipación antes de que se agote), sin que se desprecie, por supuesto, la conexión emocional entre la bandera y la sensibilidad de un pueblo.

El despliegue de senyeras, sumados los murales victoriosos que empapelan el túnel que conduce al césped, demuestra que el valencianismo concede un rango excepcional a la cita. Y el estímulo no sólo viene dado por el deseo de revancha del 3-6 de la pasada temporada. Es más. Tanto necesita el Madrid el partido para confirmar su poderío, como el Valencia para conocer su techo.

Fijado el entorno, los equipos serán de campanillas, pese a las bajas. El Valencia no contará con Banega, pero Tino Costa, peor bailarín, aporta más pegada. Jonas viene de marcar dos goles con Brasil y Soldado juega con el aval de sus ocho tantos en Liga y Champions. Por no hablar de Jordi Alba, zurdo en plena expansión sideral, o del inabordable Guaita.

El Madrid, por su parte, se presenta con la principal baja de Di María (nueve asistencias), abrelatas en los últimos partidos. Tampoco estarán por lesión Carvalho, Coentrao y Kaká, que sufre la madre de todas las contusiones musculares (cayó el 29 de octubre). Marcelo regresará al lateral, Cristiano (13 goles en Liga) jugará aunque volvió con una sobrecarga y la duda es quién ocupará la derecha, si Callejón o Higuaín (con Benzema de nueve).

Fatiga.

El Madrid llega al partido más cansado y más viajado (sus catorce internacionales han recorrido 83.447 kilómetros más que los siete del Valencia). Ese es un factor de compensación. El otro es Mestalla: la pasión, las senyeras... Quien vista de Batman también será bien recibido. Hasta el murciélago juega hoy.