Soldado-Cristiano: duelo de traca en Mestalla

Liga BBVA | Valencia-Real Madrid

Soldado-Cristiano: duelo de traca en Mestalla

Soldado-Cristiano: duelo de traca en Mestalla

david gonzález

Sin Di María, la duda visitante está a estribor: Callejón o Higuaín

A falta de otras certezas, el partido será colorido. El Valencia repartirá entre los espectadores 45.000 senyeras, gules y oro para derrotar al Madrid. La elección del estandarte (bandera de la Corona de Aragón que comparten los territorios que estuvieron vinculados a ella) tiene varias explicaciones y ninguna es polémica. La primera razón es diferenciadora. Poblar el estadio de banderas blancas se podría haber entendido como una bienvenida al visitante y no es esa la idea. También existe una motivación comercial (compren la segunda equipación antes de que se agote), sin que se desprecie, por supuesto, la conexión emocional entre la bandera y la sensibilidad de un pueblo.

El despliegue de senyeras, sumados los murales victoriosos que empapelan el túnel que conduce al césped, demuestra que el valencianismo concede un rango excepcional a la cita. Y el estímulo no sólo viene dado por el deseo de revancha del 3-6 de la pasada temporada. Es más. Tanto necesita el Madrid el partido para confirmar su poderío, como el Valencia para conocer su techo.

Fijado el entorno, los equipos serán de campanillas, pese a las bajas. El Valencia no contará con Banega, pero Tino Costa, peor bailarín, aporta más pegada. Jonas viene de marcar dos goles con Brasil y Soldado juega con el aval de sus ocho tantos en Liga y Champions. Por no hablar de Jordi Alba, zurdo en plena expansión sideral, o del inabordable Guaita.

El Madrid, por su parte, se presenta con la principal baja de Di María (nueve asistencias), abrelatas en los últimos partidos. Tampoco estarán por lesión Carvalho, Coentrao y Kaká, que sufre la madre de todas las contusiones musculares (cayó el 29 de octubre). Marcelo regresará al lateral, Cristiano (13 goles en Liga) jugará aunque volvió con una sobrecarga y la duda es quién ocupará la derecha, si Callejón o Higuaín (con Benzema de nueve).

Fatiga.

El Madrid llega al partido más cansado y más viajado (sus catorce internacionales han recorrido 83.447 kilómetros más que los siete del Valencia). Ese es un factor de compensación. El otro es Mestalla: la pasión, las senyeras... Quien vista de Batman también será bien recibido. Hasta el murciélago juega hoy.