"Sevilla me toca el corazón"

Abel Gómez

"Sevilla me toca el corazón"

"Sevilla me toca el corazón"

pepe villoslada

Granada. Es mitad sevillano, mitad granadino. A los 13 años le ficharon en Nervión y allí se hizo futbolista. Ahora regresa al Sánchez Pizjuán con la rojiblanca.

Mañana se enfrenta al Sevilla, el club que le hizo futbolista.

Es un partido muy especial para mí. Allí estuve ocho años, de los 13 a los 21, y es normal que ir a Sevilla sea algo diferente. Me toca el corazón. Todos son recuerdos bonitos.

¿Le quedan amigos allí?

Dejé el Sevilla hace ya unos años. La estructura deportiva ha cambiado mucho en este tiempo y no queda mucha gente de la que conocí entonces.

¿Se siente sevillano o granadino?

Soy sevillano de nacimiento pero me crié en Granada. Mis padres se fueron a Granada cuando yo tenía tres meses, así que me siento granadino porque aquí he crecido.

Ya se ha enfrentado al Sevilla en Primera.

Cuando estuve en Murcia y también con el Xerez. Siempre fueron partidos muy especiales, muy intensos en todos los aspectos. Espero que tengamos la suerte de ganar los tres puntos, que nos hacen mucha falta.

¿Qué le parece el Sevilla actual?

Es un gran equipo con un gran entrenador. Marcelino ha conseguido formar un buen bloque que trabaja muy bien. Quizá no está teniendo la fluidez en el juego que se les pide pero la conseguirán poco a poco.

¿Qué deben hacer para ganar en Nervión?

Tenemos que aprovechar las oportunidades que tengamos. Exceptuando el partido ante el Barcelona, estamos generando ocasiones pero no estamos teniendo suerte de cara a puerta.

Perdieron ante el Barcelona pero dieron la car

Se vio un Granada que hizo bien las cosas y un trabajo serio. Estuvimos muy bien en defensa y a partir de ahí, debemos construir el equipo y tener las ideas claras para atacar.

¿El grupo está preocupado?

Preocupación siempre hay. Más que ser últimos, miro los puntos que llevamos, que son sólo cinco.

¿Cree que Fabri se la juega en el Sánchez Pizjuán?

No creo que el entrenador esté en entredicho. Que no entre la pelota no es culpa suya.