Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

"No sé traducir cuando Camacho dice 'corre cabrón"

Zhou, traductor de Camacho

"No sé traducir cuando Camacho dice 'corre cabrón"

"No sé traducir cuando Camacho dice 'corre cabrón"

Se llama Zhou Y (Shanghai, 1977), pero se puso Francisco cuando emigró a Argentina a los 9 años. El traductor de Camacho cuenta cómo transmite las órdenes en China.

¿Por qué sabe español?

Lo aprendí en Argentina. Fui allí a vivir con nueve años con mis padres. Estuve desde los nueve años hasta los 25 viviendo en Argentina y aprendí español.

¿Por qué se puso de nombre Francisco si su nombre es Zhou?

Porque cuando un chino emigra a otro país se pone un nombre de ese país. En China también le ponemos un nombre chino al extranjero para que resulte más fácil llamarlo.

Francisco también es Paco, ¿no le llama Camacho Paco?

No, no. Me dice Francisco.

¿Ninguno de los españoles del cuerpo técnico le llama Paco?

En Argentina me llamaban Pancho. Pero aquí nadie me llama Paco.

¿De qué equipo es aficionado Francisco?

Soy de River Plate, me hice en Argentina en los 15 años que viví allí. Descendimos, pero volveremos pronto a la primera categoría.

¿Y tiene simpatía por algún equipo español?

Siempre me cayó bien el Real Madrid.

¿Recuerda a Camacho de la etapa de jugador?

En Argentina veía partidos del Real Madrid y la Selección y sí, recuerdo haberle visto jugar en el Mundial de 1986 y en sus últimos años de carrera.

¿Y recuerda cómo jugaba?

Era un defensa muy fuerte y con mucho carácter.

¿Y de entrenador le siguió?

Sobre todo como seleccionador cuando dirigió a España en el Mundial de Corea y Japón.

¿Trabajaba ya en la Federación China antes de llegar Camacho? ¿Cómo le llega la oferta para trabajar con Camacho?

Estaban buscando a gente y contacté con la Asociación de Fútbol China para ofrecerme y mira, aquí estoy trabajando.

¿Había trabajado antes de intérprete?

Sí. Tengo mucha relación con el deporte argentino, con la gente de fútbol y baloncesto y cuando vienen a China me suelen llamar.

Entonces, ¿las varias veces que ha venido Maradona le hizo de traductor?

No, con Maradona no me llamaron. Pero sí estuve trabajando con la selección de baloncesto.

¿Es muy diferente este trabajo con Camacho?

Sí. El técnico de fútbol siempre es muy especial. En todas los partes del mundo es así.

¿Qué es lo que más le está costando en la comunicación?

No hay mala comunicación, lo que sucede es que a los chinos les falta saber lo que es el fútbol moderno, les queda mucho por aprender.

¿Qué conceptos le faltan a los chinos?

No conocen las reglas tan bien como ocurre en otros países.

¡Qué no se saben las reglas!

Por ejemplo, no se saben muy bien la del fuera de juego. El resto sí se las saben.

La regla del fuera de juego es complicada para todos, ¿los internacionales chinos la desconocen?

Bueno, sí se la saben, pero tienen muchas dudas en ocasiones.

¿Qué le pide Camacho en los entrenamientos que le traduzcas?

Camacho pide mucha intensidad y una comunicación rápida con los jugadores, que les lleguen los mensajes a los futbolistas. Y se está viendo que le llegan a los jugadores porque han mejorado, pero tienen costumbres que no son iguales.

Póngame un ejemplo.

Los chinos no van fuerte al balón y les falta tensión e intensidad en el juego.

¿No entran fuerte en los entrenamientos?

No.

¿Ha habido alguna palabra que le haya costado traducir a Camacho?

Sí, alguna palabra típica española

¿Cómo cual?

No me acuerdo muy bien ahora Esas palabras así.

¿Así cómo?

Cabrón, por ejemplo.

¿Es muy difícil traducirlo a su idioma?

Sí, cuando el dice 'corre cabrón' yo no sé cómo traducirlo porque lo dice de forma cariñosa, para motivar al jugador, no como un insulto.

¿Durante el partido también transmite órdenes?

Sí, constantemente.

¿Supongo que tendrá que gritar mucho?

Sí, más que el míster porque me tienen que escuchar los jugadores.

¿Cuál son los términos futbolísticos que más traduce en los partidos y en los entrenamientos?

Presión, más intensidad y juego. Eso lo repite Camacho constantemente.

¿Hay algún término que desconociese de fútbol y que haya aprendido junto a Camacho?

Siempre hay algo para aprender, ahora no recuerdo.

¿Va a tener éxito Camacho con China?

Va a ser una aventura para el fútbol chino. Es una experiencia para este fútbol que contacte, a través de Camacho, con el mejor fútbol del mundo que es el español, que es un espejo para el resto de países y todos hablan del fútbol español.

¿En qué momento se pone más nervioso Camacho en los entrenamientos?

Cuando los jugadores no hacen lo que él pide. Los jugadores poco a poco se están acostumbrando a la forma de dirigir de Camacho en los entrenamientos y en los partidos. Ya van sabiendo lo que tienen que hacer después de tres concentraciones.

¿Y qué dicen los jugadores?

Los futbolistas chinos no hablan mucho, entrenan, juegan, pero no hablan mucho.

¿Y Camacho que les pide?

Les exige muchísimo. Más, más y más. Y ellos tienen que responder al máximo.

¿Ha habido alguna situación de bronca o de nerviosismo?

No, para nada. Todo está yendo perfecto.

¿La comunicación con la Federación está siendo buena?

Sí, no hay ningún problema.

¿China se clasificará para el próximo Mundial?

¡Claro que sí! Hay que trabajar siempre con fe.

¿Pasará Camacho a la historia del fútbol chino?

Ya está en la historia y vamos a escribir la historia del fútbol chino, para eso estamos aquí todos.