Debut en Champions con Múnich como destino

Liga de Campeones | Dinamo Zagreb-Real Madrid

Debut en Champions con Múnich como destino

Debut en Champions con Múnich como destino

jesús aguilera

Cuarenta mil croatas animarán al Dinamo en el estadio Maksimir

El camino de la Décima (13 partidos en 248 días) comenzó a las 15:15 de ayer. En ese momento despegó el avión que condujo al Real Madrid hasta Zagreb, ciudad donde aterrizó después de dos horas y media de plácido vuelo. La expedición, recibida por un centenar de aficionados locales, se trasladó luego al exclusivo Regent Esplanade Hotel, construido en 1925 para alojar a los viajeros del Orient Express. Desde allí verá Mourinho el partido, salvo arrebato de última hora.

Entre los expedicionarios madridistas se encontraba Lass. Su última convocatoria data del pasado 9 de mayo, cuando el francés entró en la lista previa del partido liguero contra el Getafe (4-0). Aquel día fue titular y hoy, cuatro meses y una rebeldía de por medio, podría volver al once titular.

Lass tiene a favor el difuso rigor táctico de Coentrao en el pivote y los achaques de Khedira, que ayer se descartó vía Facebook: "Estoy trabajando duro y espero ser parte del equipo el fin de semana".

Hay otras posibles novedades. Albiol tiene opciones de sustituir al disperso Carvalho y tampoco sería raro que Callejón jugara por Di María. En este último caso los indicios son deportivos y deductivos: la diligente web madridista abrió ayer su portal con una hermosa foto del canterano junto a una reluciente Copa de Europa.

Quien no viajó fue Kaká: el brasileño sufre una contusión en el talón izquierdo y ya hay algún malvado que asegura que se lesionó al asistir de tacón a Higuaín. No lo crean: aquel pase lo dio con la derecha y en la zurda le atizó un defensa.

Éxito.

El Dinamo de Zagreb regresa a la fase de grupos 12 años después y tras cinco temporadas cayendo en la tercera ronda de la fase previa. Esta vez superó a Neftçi, Helsinki y Malmo FF. Esa última eliminatoria consagró al joven portero Iván Kelava (23 años, 1,98). Sus paradas en el partido jugado en Suecia recibieron más de 15.500 felicitaciones en su página de Facebook. Hoy tendrá una buena oportunidad para batir el récord.

Cuarenta mil croatas llenarán el estadio Maksimir, varias veces remodelado desde su inauguración en 1912. En ese escenario estrenará el Madrid su equipación roja, recuperando un color que el equipo ha vestido tres veces (una derrota, dos empates) en 109 años de historia. La más famosa gesta de rojo la escribió, precisamente, un jugador que iba de verde: García Remón. Sus magníficas intervenciones contra el Dinamo de Kiev le convirtieron para siempre en el Gato de Odessa.

Hay expectación y hay camino por recorrer. El objetivo final es Múnich, 19 de mayo. Esta noche, primera estación.