Un Getafe muy cambiado llega al Bernabéu

Real Madrid-Getafe | Nuevo proyecto azulón

Un Getafe muy cambiado llega al Bernabéu

Soler, nuevo alcalde: "Será un 1-2"

Un Getafe muy cambiado se presenta esta tarde en el Bernabéu. Mientras los jeques de Dubai aterrizan en el Coliseum (ayer mismo Ángel Torres dijo que la venta aún no está cerrada del todo), el Getafe sigue su camino con muchos cambios. No sólo en lo deportivo con una plantilla con 13 caras nuevas y un entrenador de estreno, sino en todos los ámbitos. El presidente es el único que se mantiene, mientras hay nuevo Consejo de Administración el que Joma pierde su sitio y llega Valentín Sánchez como nuevo vicepresidente. La guerra por la venta de las acciones queda aparcada en plena competición, pero dará que hablar y promete diversión en los próximos meses.

Mientras tanto, en el Santiago Bernabéu, por primera vez, no será Pedro Castro el que presida la delegación azulona. Después de más de 20 años el edil ha dejado su puesto y Juan Soler es el nuevo alcalde de la ciudad del sur. Admite no ser tan futbolero como su predecesor, pero apuesta sin dudar por el resultado del partido: "Será 1-2. El Getafe nos preocupa a todos y me he convertido en un seguidor más".

Seguramente, el anterior alcalde, Pedro Castro, esté también en el coliseo madridista. Ya no compondrá la representación oficial, pero los colores le tiran desde que el Getafe estaba en Tercera División y todavía sigue siendo un futbolero y, sobre todo, azulón.

Eso sucederá en el palco. En el campo, el Getafe llega con entrenador nuevo, Luis García, reconocido seguidor del Atlético. Se saludará con Mourinho, con quien la temporada pasada tuvo sus más y sus menos en la banda en el partido Levante-Real Madrid de Liga.

Junto a los que llevan corbata y para animar al equipo habrá medio centenar de seguidores azulones ubicados en lo más alto del fondo norte del Bernabéu. Ellos no son ajenos a los cambios, pero apoyan al equipo indistintamente y sin intereses que no sean los deportivos. Esta noche se dejarán oír aunque sean clarísima minoría.