Readmitidos Ocio y Koi tras un consenso

Liga BBVA | Athletic

Readmitidos Ocio y Koi tras un consenso

Readmitidos Ocio y Koi tras un consenso

fotos: paulino oribe

Después de entrenarse aparte durante toda la pretemporada, el central y el lateral vuelven a trabajar con el resto de la plantilla para no propiciar un gueto. Ambos, junto con Íñigo Pérez, también recuperado, lucharán por convencer al técnico de que son aptos para entrar en las rotaciones.

Se ha terminado el tormento de Aitor Ocio y Koikili Lertxundi, además del de un Iñigo Pérez que ya venía entrenándose con el grupo después de ser alistado para el encuentro amistoso de Lemona. Ayer, los tres se entrenaron con el resto del lote y lo harán hasta que acabe la temporada si no abandonar la entidad en el mercado de invierno. Provistos de dorsal también trabajarán en igualdad de condiciones que el resto, aunque Marcelo Bielsa tiene claras sus prioridades.

Este volantazo a una situación que se empezaba a encallar demasiado viene motivada por una maniobra propiciada por el organigrama técnico del club, encabezado por José María Amorrortu que, con buen criterio ha reconducido este escollo con la aquiescencia de la plantilla. Además, planeaba el riesgo de incumplir el convenio de la AFE al apartar a jugadores con contrato en vigor, exponiéndose a una inspección de trabajo en caso de que alguno de ellos, algo muy improbable, hubiese interpuesto una denuncia.

A Amorrortu le pilló con el pie cambiado la decisión de Bielsa de apartar a las primeras de cambio a ocho jugadores a los que agregó tras el stage en Oliva y varios amistosos a Ustaritz y Ocio. Con este panorama, y desfilando casi todos ellos rumbo a distintos destinos de Segunda, se entendía en el club que no era de recibo tener a dos jugadores apartados de la dinámica del grupo, más Zubiaurre, que aún no se ha recuperado de sus problemas cutáneos. Para allanar este enquistamiento se ha consensuado con Bielsa que era mejor reclutarles al disponer de seis fichas libres.

Koikili era ayer un hombre nuevo. En principio estaba llamado a entrenarse a las tres de la tarde con Aitor Ocio, pero en la noche del jueves le avisaron desde el club los cambios de planes: "Estoy muy contento. La situación se va a revertir, soy cabezón y testarudo y queda mucha Liga. A ver si enderezamos la situación y el míster cambia de opinión", comentaba a AS el lateral de Otxandio nada más acabar el entrenamiento. Koi confía plenamente en sus posibilidades. Le ofrecieron para renovar un 1+1 mediante variables por partidos y se inclinó en uno sólo si no se trataba de dos fijos.

Banquillo. Coincidiendo con la relativa vuelta a la normalidad, se produjo un breve encuentro en Lezama entre el entrenador rosarino y el presidente, Josu Urrutia. El ex león se acercó al banquillo donde Bielsa seguía sentado el entrenamiento; le tendió la mano, se sentó unos instantes, intercambiaron apenas dos frases y el técnico argentino se levantó para observar el partidillo de pie. El mandatario abandonó unos minutos después la sesión.