Euroliga
Darussafaka DAR

-

Khimki Moscú KHI

-

Maccabi TEL

-

Zalgiris ZAL

-

NBA
FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

114

Philadelphia 76ers PHI

118

FINALIZADO
Atlanta Hawks ATL

105

Houston Rockets HOU

121

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

107

Golden State Warriors GSW

117

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

115

Los Angeles Lakers LAL

101

FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

121

Brooklyn Nets BKN

123

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

115

Indiana Pacers IND

109

Masters 1000 Miami
peter_gojowczyk Peter Gojowczyk GOJ
-
federico_delbonis Federico Delbonis DEL
-
janko_tipsarevic Janko Tipsarevic TIP
-
bradley_klahn Bradley Klahn KLA
-
roberto_carballes_baena Roberto Carballes Baena CAR
-
denis_kudla Denis Kudla KUD
-
thomas_fabbiano Thomas Fabbiano FAB
-
ilya_ivashka Ilya Ivashka IVA
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini BER
-
hubert_hurkacz Hubert Hurkacz HUR
-
mikhail_kukushkin Mikhail Kukushkin KUK
-
guido_andreozzi Guido Andreozzi AND
-
bernard_tomic Bernard Tomic TOM
-
tomas_berdych Tomas Berdych BER
-
nicola_kuhn Nicola Kuhn KUH
-
mischa_zverev Mischa Zverev ZVE
-
WTA Miami
victoria_azarenka Victoria Azarenka AZA
-
dominika_cibulkova Dominika Cibulkova CIB
-
olga_danilovic Olga Danilovic Dan
-
maria_sakkari Maria Sakkari SAK
-
saisai_zheng Saisai Zheng ZHE
-
katerina_siniakova Katerina Siniakova SIN
-
yulia_putintseva Yulia Putintseva PUT
-
kirsten_flipkens Kirsten Flipkens FLI
-
sara_sorribes_tormo Sara Sorribes Tormo SOR
-
aleksandra_krunic Aleksandra Krunic KRU
-
andrea_petkovic Andrea Petkovic PET
-
amanda_anisimova Amanda Anisimova ANI
-
natalia_vikhlyantseva Natalia Vikhlyantseva VIK
-
magdalena_rybarikova Magdalena Rybarikova RYB
-
evgeniya_rodina Evgeniya Rodina ROD
-
samantha_stosur Samantha Stosur STO
-
pauline_parmentier Pauline Parmentier PAR
-
margarita_gasparyan Margarita Gasparyan GAS
-
marketa_vondrousova Marketa Vondrousova VON
-
barbora_zahlavova_strycova Barbora Zahlavova Strycova STR
-
ekaterina_alexandrova Ekaterina Alexandrova ALE
-
dayana_yastremska Dayana Yastremska YAS
-
xiyu_wang Xiyu Wang WAN
-
monica_puig Monica Puig PUI
-
vera_lapko Vera Lapko LAP
-
alize_cornet Alize Cornet COR
-
viktoria_kuzmova Viktoria Kuzmova KUZ
-
daria_gavrilova Daria Gavrilova GAV
-
ajla_tomljanovic Ajla Tomljanovic TOM
-
anna_lena_friedsam Anna-Lena Friedsam FRI
-
Copa Argentina
San Martín de San Juan San Martín de San Juan SAN

-

Villa Dálmine Villa Dálmine CVD

-

Champions League Femenina
Slavia Prague Women Slavia Prague Women SLA

-

FC Bayern München Ladies FC Bayern München Ladies BAW

-

FC Barcelona Femenino FC Barcelona Femenino FCBF

-

Lillestrøm Women Lillestrøm Women LSK

-

Lyon Féminines Lyon Féminines LYF

-

VfL Wolfsburg Ladies VfL Wolfsburg Ladies WOW

-

Gran partido y penoso final

Supercopa | BARCELONA 3 - REAL MADRID 2

Gran partido y penoso final

Gran partido y penoso final

La Supercopa fue un homenaje al fútbol hasta que Marcelo perdió los nervios. Messi fue el salvador del Barcelona al marcar el gol decisivo en el 87'
Valencia-Barcelona live online

Antes de cualquier otra consideración y borrando el último minuto: lo de ayer fue un homenaje al fútbol que honra igual al Barcelona, digno campeón de la Supercopa, que al Real Madrid, fabuloso aspirante. Insisto: descontando el último minuto. Sin esa mancha que se extenderá peligrosamente, el encuentro reunió cuanto le pedimos a un partido de fútbol, cuanto cabe exigir a Madrid y Barça, los equipos más poderosos del planeta.

Dicho esto, que es de justicia, resulta imperdonable que Marcelo perdiera los nervios en el 93' y ensuciara la impecable imagen del Madrid hasta el momento. Su modo de perder no tuvo conexión con la eliminación de la Champions. El Madrid se marchaba sin Copa, pero con la cabeza alta, mejor durante muchos minutos, competitivo y valiente. La entrada de Marcelo a Cesc, bochornosa, provocó una tangana que involucró a futbolistas y camorristas habituales, y de la que salieron con roja Marcelo y Özil. Otra vez el Madrid como el malo de la película. Otra vez el Barça campeón y superhéroe.

Olvidemos, si es que se puede olvidar, cuanto se apartó del fútbol. Centrémonos en el excelente partido, en la intensísima emoción que resolvió Messi a tres minutos del fi nal, con el segundo de sus goles, siempre Messi. Sí, se han reducido mucho las diferencias entre Madrid y Barça, pero queda él.

Antes, mucho antes, vivimos una primera parte muy similar a la del partido de ida. La presión del Madrid acogotó al Barcelona y le generó muchísimos problemas en la salida del balón. La novedad es que en esta ocasión, con los jugones sobre el campo, las salidas buenas solían ser muy buenas. Salvo ese detalle, el juego calcó los méritos de aquella primera parte en el Bernabéu. El Madrid era más fuerte, intenso y dominador.

Con ese panorama, el Barça se adelantó sin arabescos ni rondos trenzados: le bastó que conectaran Messi e Iniesta. Uno inventó el pase, excelso, y el otro, solo frente a Casillas, marcó sonriendo. Los buenos son así, gente extraña.

Estoy por afirmar que el Real Madrid volvió a sentirse víctima de una injusticia. Sin embargo, igual que había hecho tres días antes, supo rehacerse, lo que le confi rma propietario de otra fortaleza, además de la física, la del ánimo.

Apenas habían transcurrido cinco minutos cuando empató Cristiano. Resultó un gol confuso, repleto de manos levantadas y con el balón rozado por varios jugadores, pero fue un gol limpio.

Dominio.

El partido, sin embargo, se había agrandado. El Madrid volvió a mandar y el Barça se entregó a los contragolpes como método de supervivencia. Intentó tocar y lo hizo a ratos, pero es una evidenciaque el equipo (Xavi, para ser concretos) aún no está afinado.

Lo maravilloso es que cada contendiente sacó brillo a su apuesta y el encuentro pasó de tener mucho a tenerlo todo: despliegue físico, rigor táctico, talento y, cómo no, ocasiones. Casillas sacó de la escuadra un remate de Pedro; poco después Cristiano reventó los guantes de Valdés, al que salvó el larguero. Özil la tuvo en sus pies y Casillas, acto seguido, la salvó con los suyos. Todo era bueno. Había cantidad y calidad, puchero y tortilla desestructurada, alternativas y fuego. El gol de Messi, en el 44', insistió en las similitudes con el primer partido. No se correspondía con el discurso del juego, sólo con su inmenso talento y con el ingenio de Piqué, que asistió de tacón.

Tras el descanso, Mourinho dio entrada a Marcelo, al que Coentrao había relegado al banquillo sin justificación sufi ciente. El portugués pasó al mediocampo, en sustitución de Khedira. El choque se igualó al extremo y no es casual. Pasado el hervor de las primeras partes, el Madrid se reposa (y no es peor esta versión) y el Barcelona respira. Ha ocurrido siempre, anoche de nuevo.

A 20 minutos del final, Sergio Ramos tuvo la oportunidad de empatar, pero su cabezazo silbó junto a un palo. La tensión era máxima. Hasta que a nueve del final, Benzema condujo el partido a la prórroga al resolver un barullo en el área. Inmediatamente después entró Cesc, utilizado como antídoto de emergencia. Su papel fue pequeño, pero con frase. Primero combinó con Messi y Adriano en el gol decisivo. Después le tocó hacer de mártir, ante Marcelo. Y, por último, con la Supercopa en las manos, ejerció de campeón.

Comentarios

Comentarios no disponibles