Temas del día

"Todo será normal el día que se cierre el mercado"

Liga Adelante | celta

"Todo será normal el día que se cierre el mercado"

"Todo será normal el día que se cierre el mercado"

De Lucas resta importancia a la rumorología del verano

Cuatro futbolistas del Celta están pendientes de su futuro. Sergio Ortega, López Garai, Trashorras y Papadopoulos no cuentan para Herrera, por lo que deben buscarse un destino en las próximas fechas. Mientras tanto, continúan ejercitándose en las instalaciones de A Madroa junto al resto de sus compañeros, quienes aseguran que esa incertidumbre no se ha trasladado al vestuario. El último en pronunciarse sobre este ha sido Quique de Lucas. Desde su experiencia, el atacante habla de estos casos con absoluta normalidad: "Esto ha pasado siempre. El entrenador habla con los jugadores, a unos les dice una cosa y a otros, otra. Es algo que siempre pasa en verano, cuando el mercado de fichajes está abierto. El día que se cierre el mercado las cosas se normalizarán y se acabará la rumorología. En ese sentido no estamos viviendo nada nuevo en el vestuario".

El caso más polémico es el de Roberto Trashorras. El ídolo de la afición ha sido desterrado por su técnico y el celtismo no lo entiende. Sin embargo, De Lucas apuesta por su continuidad: "Creo que Roberto va a estar aquí y va a ser un jugador importante como fue el año pasado, igual que Aritz. Se está hablando demasiado de estos dos jugadores, pero están aquí, están trabajando bien y son muy importantes".

Cambios.

Hasta la fecha, en el Celta se han producido tres altas (Oier, Insa y Bermejo) y tres bajas (Falcón, Michu y Murillo). El delantero catalán pide tiempo para ver si este equipo es mejor con respecto al año pasado: "El Celta de este año es diferente, ni mejor ni peor. Hay tres jugadores nuevos que nos van a aportar cosas diferentes de los que estaban. Yo personalmente no hago ese tipo de valoraciones. Para mí es un equipo diferente y los resultados dirán si hemos rendido mejor o peor".

"Lucharemos por ascender"

En su primera temporada como celeste, De Lucas rozó el ascenso. En este segundo año el catalán aspira a pelear hasta el último minuto por ese ansiado objetivo: "Al Celta lo veo luchando hasta el final por ascender. Está claro que ése es nuestro objetivo a largo plazo. Ahora nuestro objetivo es ir ganando partidos y coger la forma. Tenemos la motivación del primer partido de Liga para romper una estadística negativa. Hay que marcarse los objetivos a corto plazo. No sé donde estará el Celta en unos meses, eso sería jugar a las adivinanzas".