El traspaso de Emaná al Al Hilal, otra vez en su mano

Betis | EL CULEBRÓN VIVE UN NUEVO CAPÍTULO

El traspaso de Emaná al Al Hilal, otra vez en su mano

El traspaso de Emaná al Al Hilal, otra vez en su mano

morenatti

El club acepta 3,6 millones al contado y el resto en dos plazos

Antonio Calzado, el intermediario que puso en contacto al Betis con el Al Hilal, que consiguió el poder con la oferta por Emaná y que empezó esta historia, cogió ayer un avión desde Estados Unidos, Dallas concretamente, para cerrar el traspaso del camerunés. Calzado se reunirá en Sevilla con Kenneth Asquez, el intermediario que ha sustituido a Eugenio Botas en la operación (y que casi la trunca) y de hoy para mañana intentarán cerrar la marcha del camerunés al Al Hilal.

Lo que ha cambiado para que el Betis desbloquease la situación es que los intermediarios han conseguido que el Al Hilal cambie la forma de pago: los árabes darán unos 3,6 millones de euros como primer plazo y repartirán el 1,1 millón restante en dos pagos esta misma temporada. El Betis, de momento, anuncia esas condiciones a la espera de comprobar que sean reales.

Pero para cerrar la operación falta el sí de Achille Emaná, que debería aceptar cobrar en enero una prima de fichaje que los árabes habían prometido para ahora. Emaná, de momento, no da su brazo a torcer. Él ha pactado unas cantidades por cuatro años (aproximadamente 2,2 millones de euros netos) a las que no va a renunciar. Considera que su negociación con el Al Hilal ya ha concluido y todo está cerrado, que quien debe ponerse de acuerdo es el Betis.

Emaná es, de nuevo, la comidilla en la concentración de Cardiff. Miguel Guillén, Rafael Gordillo y Mel estuvieron pendientes del móvil todo el día. Saben que es fundamental que la situación se desbloquee. José Antonio Bosch, el administrador de las acciones de Lopera, admitió a mediodía que la negociación se había retomado. Pero los precedentes no invitan a lanzar las campanas al vuelo mientras el Betis o Emaná, ahora en este caso, no lo hagan oficial.

El Betis debe lanzarse desde ya a la búsqueda de un delantero. Los dos nombres que han trascendido son los de Nikola Zigic y Nelson Haedo Valdez. El problema, en ambos casos, puede ser la ficha. Los verdiblancos pueden tener liquidez para fichar pero los sueldos de los dos futbolistas son prohibitivos. El serbio gana 1,8 millones por temporada y el paraguayo, 1,5. A esas cifras no puede llegar el Betis a no ser que demuestre una excelente capacidad negociadora. De momento, el primer paso es cerrar el traspaso de Achille Emaná al Al Hilal.