El Betis prepara sanción ejemplar: 200.000 euros

Liga BBVA | Betis

El Betis prepara sanción ejemplar: 200.000 euros

El Betis prepara sanción ejemplar: 200.000 euros

Emaná no viaja y dice que se explicará a sus compañeros en Sevilla

El Betis había reservado un billete de avión para que Achille Emaná aterrizase en Cardiff anoche o, en su defecto, hoy mismo para incorporarse a la concentración del Vale Golf & Spa Resort que ayer empezó en Gales. Pero el camerunés no llegó anoche y, muy probablemente, tampoco estará hoy con el resto de sus compañeros. Emaná, que se está entrenando cada mañana a primera hora en la Ciudad Deportiva desde que se declaró en rebeldía y se negó a viajar a Inglaterra antes de que el Betis rechazase la oferta del Al Hilal, tenía previsto ponerse en contacto con Arzu, uno de los capitanes, para anunciarle que esperaría a que todo el vestuario llegase a Sevilla para explicarse. Emaná dice no querer enturbiar el ambiente en la concentración a veinte días de que empiece la Liga y cree que su presencia distorsionaría el buen ambiente porque todos los focos estarían pendientes de él. Prefiere mantenerse en silencio y planea una reunión en la que estén jugadores y técnicos para decirse las cosas a la cara porque cree que la versión que se está dando sólo deja bien al club que le tacha de rebelde cuando a él se le pidió que negociase con el Al Hilal como se le pidió con el Dnipro ucraniano y el año anterior ante el Galatasaray

Pero al Betis no le valen las explicaciones del camerunés. Vlada Stosic conversó telefónicamente con Emaná ayer al mediodía para advertirle de que el club le había reservado billetes de avión para viajar a Cardiff. Si finalmente no vuela como ha anunciado, el Betis prepara una sanción ejemplar que podría alcanzar incluso los 200.000 euros. Ejemplar porque el Betis considera que si no lo hace así puede sentar un precedente gravísimo para el resto del grupo. De momento, los abogados del club verdiblanco trabajan para establecer las pautas de la multa sin cometer renuncios, sin vulnerar los reglamentos de la Federación. Hay que recordar que el Betis está elaborando un nuevo régimen interno que sustituya al de la era Lopera pero que todavía no está aprobado de manera oficial. No obstante, el Betis cuenta con la indisciplina del futbolista, que se negó a firmar la convocatoria para viajar a Camerún. Ahí el jugador tiene su principal problema en el pulso.

Tensión.

La situación ahora puede entrar en un extraño impasse, con Emaná entrenándose en la Ciudad Deportiva y el Betis sumando euros a la multa de un jugador que debería estar en Gales y ha decidido quedarse en Sevilla. La oferta del Al Hilal se rompió definitivamente el sábado y parece imposible que se retome. El caso Emaná sólo parece tener dos opciones: el acuerdo y la reintegración del futbolista que daría paso a una posible nueva negociación o la asunción de dos posturas de fuerza que amenazan con un final en juicio. Sin duda, malo para Emaná y malo para el Betis.