LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Premier League
Serie A
Liga Portuguesa
Liga Rumana
FC Hermannstadt HER

-

FC Voluntari VOL

-

Universitatea Craiova UNC

-

CS Concordia Chiajna CHI

-

Liga Turca
Kasimpasa KAS

-

Basaksehir BAS

-

Liga Mexicana - Apertura
Liga Venezolana - Clausura
FINALIZADO
Academia Puerto Cabello APC

2

Caracas Fútbol Club CAR

0

FINALIZADO
Zamora F.C ZAM

2

Estudiantes de Caracas ECA

1

Paradigma Guardiola: el fútbol tras los ojos de Pep

Barcelona | Un buen analista

Paradigma Guardiola: el fútbol tras los ojos de Pep

Paradigma Guardiola: el fútbol tras los ojos de Pep

agencia

Matías Manna tamiza todo el fútbol bajo el prisma del de Santpedor

Profesor de Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas de Rosario, Matías Manna esconde bajo su semblante aniñado a un analista futbolístico de primer nivel internacional. Mediocentro de rango en el Bochofilo Bochazo de San Vicente, equipo de la regional santafecina, un día vio jugar al Dream Team y quedó prendado por el juego de Guardiola. En 2001 decidió abrir el blog http://paradigmaguardiola.blogspot.com/ para tamizar el fútbol bajo el prisma de Guardiola. "Me gustó su desempeño en el campo y, sobre todo, su visión fuera de él. Comencé a analizar el fútbol bajo su prisma y hasta ahora". Manna y Pep se vieron por primera vez en octubre de 2006, en Buenos Aires. Entonces Matías le regaló tres libros: Lo suficientemente loco, biografía del Loco Bielsa, Fútbol y patria y uno de temática histórico-política Operación Masacre. Manna, que se reencontró con Pep en Barcelona en enero de 2010, trabajó como analista de selecciones como Chile en el Mundial de Sudáfrica y con clubes de medio mundo, entre ellos el Oporto. Su blog es visitado desde Italia, España, Portugal, Argentina, Brasil

Conversar con Manna es una didáctica experiencia táctica en la que surgen elementos como el tercer hombre. Matías, que conversó sobre la de la salida del balón con Van Gaal antes de un Argentina-Holanda Sub-20 en 2001, utilizó a sus compañeros del Bochazo como conejillos de indias. Convenció a su entrenador, un fontanero de San Vicente, para inculcar el sistema del Barça y bautizó al 9 como Kluivert. Quizás por eso no sorprende verle corregir el golpeo a su inquieto sobrino Benicio, de tres años. Un rubio que "jugará de lo que quiera, pero tocando y ofreciéndose".