"Es un orgullo vestir la camiseta del Atlético"

Sílvio

"Es un orgullo vestir la camiseta del Atlético"

"Es un orgullo vestir la camiseta del Atlético"

rafa aparicio

El portugués es el primer refuerzo rojiblanco. Ayer fue presentado en el Calderón y se muestra muy ilusionado de poder jugar con el Atlético. Se enfrentará a compatriotas a los que conoce bien como Cristiano o Mourinho. Sin embargo no se pone límites, las aspiraciones son máximas.

¿Qué se siente al llegar a un club como el Atlético?

Tengo que agradecer al Atlético de Madrid la posibilidad que me ha dado de estar en la liga española y ahora mi principal desempeño será trabajar al máximo para intentar conseguir los objetivos que se ha marcado el club. Es un orgullo representar al Atlético y vestir la camiseta rojiblanca.

¿Le han explicado ya lo que es el Atlético?

Me han explicado lo que significa la entidad, pero ya sabía la grandeza que atesora la institución. Conozco su historia y para mí va a ser un auténtico orgullo poder jugar en este equipo.

Se enfrentará a uno de sus compatriotas y a uno de los mejores jugadores de la Liga, Cristiano Ronaldo...

Es un jugador al que conozco muy bien y es un gran honor jugar contra él y en la misma liga.

También se las verá con Mourinho, otro compatriota al que conoce y con el que estuvo a prueba en el Chelsea, aunque luego no se quedó...

Sí. Fui a Londres para probar con el equipo inglés, pero Mourinho no se encontraba allí por estar de gira con el equipo. Estuve allí por decisión propia y aquella fue una época en la que era muy joven, tenía sólo 18 años y no tenía la misma experiencia que ahora para jugar en la máxima división de la liga inglesa, pero fue una experiencia muy buena que me sirvió para crecer como persona.

¿Qué objetivos se marca?

Los objetivos son los máximos. Tenemos que luchar en la Liga por estar peleando con los mejores, tratar de ganar la Copa y volver a ser campeones de la Europa Legue. Debemos ser ambiciosos.

La afición rojiblanca exigirá al equipo desde el principio...

Eso es bueno. Siempre es importante que los aficionados nos exijan y nos apoyen para lograr los objetivos.