Competición
  • Tour Francia
  • Copa de África

Se estrecha el cerco contra Ali Syed en Australia

RACING DE SANTANDER

Se estrecha el cerco contra Ali Syed en Australia

Varios empresarios se han unido para recuperar los 100 millones de dólares de una presunta estafa cometida por la compañía del empresario indio, la "Western Gulf Advisory" (WGA).

El cerco contra Ali Syed, al que ya se le considera el "Bernie Madoff" de India, se estrecha en Australia, donde varios empresarios se han unido para recuperar los 100 millones de dólares de una presunta estafa cometida por su compañía, la "Western Gulf Advisory" (WGA).

El supuesto fraude, cuya dimensión se desconoce por el momento, tiene ramificaciones en Inglaterra, Irlanda, Malasia y Corea, según publicó el martes el diario australiano "The Sydney Morning Herald", que destapó en marzo el llamado "escándalo de los 100 millones".

Según el diario, la estafa consiste en que la "WGA" ofrece prestamos a empresas en dificultades pero exige a cambio anticipos previos no reembolsables y comisiones de apertura. Las empresas depositan estos anticipos pero nunca reciben el préstamo pactado.

"Pero ahora, gracias a algunas víctimas australianas enfadadas, el cerco se está cerrando sobre el hombre descrito como el ''Bernie Madoff'' de la Indiai", escribe el diario.

El empresario estadounidense Bernard Madoff cumple en prisión una condena por haber sido el autor del mayor fraude de la historia de Wall Street, que él mismo cifró en diciembre de 2009 en 50.000 millones de dólares.

Madoff desarrolló un sistema fraudulento que prometía altas rentabilidades y que pagaba a los primeros inversores con las cantidades que captaba de los últimos en confiar en su gestión.

En el caso de la "WGA", Syed, de 39 años, ofrecía préstamos que podían llegar hasta los 200 millones de dólares y que decía que procedían de su fortuna personal, que sostiene que llega a los 8.000 millones de dólares.

"Este hecho es en sí mismo increíble si se tiene en cuenta que hace seis años Ali huyó de Londres dejando deudas de varios miles de libras esterlinas en alquiler (del piso en que vivía) y en impuestos municipales", añade el "Herald".

"No cabe ninguna duda de que WGA es un fraude", señala al diario Andy Bryce, abogado del despacho "Evan Ellis", de Melbourne, que defiende los intereses de alrededor de una docena de víctimas de Syed que han sido estafadas en alrededor de 30 millones de dólares.

En este litigio, Keith Johnson, uno de los mayores promotores inmobiliarios del país, obtuvo una orden judicial para la inmovilización de las cuentas bancarias de la "WGA" en Baréin, una de las sedes de la compañía de Syed.

Johnson había adelantado a la "WGA" 3,8 millones de dólares con el compromiso de recibir un préstamo de 155 millones, que nunca le llegó.

Según el "Herald", el bloqueo de las cuentas de la "WGA" en Baréin "no será una buena noticia" para el equipo de fútbol español Racing de Santander, de la Primera División.

Syed adquirió el 29 de enero pasado el 80 por ciento de las acciones del Racing y se comprometió a pagar las deudas ya vencidas, entre ellas las contraídas con los jugadores.

Syed incumplió casi todos sus compromisos y el pasado lunes la "WGA" no compareció en el acto ante notario en Santander por el cual debía de convertirse en escritura pública el contrato privado de compraventa del Racing que se firmó en enero en Suiza.

Este incumplimiento faculta al Gobierno de Cantabria para tomar dos decisiones: obligar al empresario indio a venderle el club a precio de mercado o deshacer toda la operación y volver a la situación previa a su llegada, en el que la empresa Dumviro poseía el 80 por ciento de las acciones adquiridas por Syed.

El Racing debe a Hacienda 9,1 millones de euros y a los jugadores 2,2 millones de la pasada temporada, a los que se sumarán otros 11,5 a 30 de junio. Y también adeuda a Jacobo Montalvo (Dumviro) 6,7 millones de euros de la compra de las acciones.