"Queremos ser ambiciosos y acabar lo más arriba posible"

Liga Adelante | Valladolid

"Queremos ser ambiciosos y acabar lo más arriba posible"

"Queremos ser ambiciosos y acabar lo más arriba posible"

Peña y Rubio. Los playoff están cada vez más cerca, pero el equipo aún tiene que certificar que estará en ellos. Por eso, centrocampista y lateral son prudentes y prefieren recurrir al 'partido a partido'. Saben que la remontada en la tabla les dará moral ante cualquier rival.

Con los playoff cada vez más cerca, sólo hace falta un punto más para confirmar este extremo, se habla en Valladolid de ascenso y de rivales en la fase de promoción. No se trata de vender la piel del oso antes de terminar de cazarlo, sino de la ilusión que empieza a palpar en la ciudad. Para pulsar el punto de ebullición de la plantilla estuvieron ayer en La Tertulia, Álvaro Rubio y Carlos Peña.

Rubio comenzó con buen humor, contando la anécdota que se produjo al recibir la notificación de que debía presentarse como quinto suplente de una mesa electoral en los pasados comicios:

"La carta te la entregan en mano y el hombre que vino a casa me reconoció y me dijo, 'hombre Álvaro Rubio, suplente...' al ver mi cara, rápidamente aclaró, 'suplente en la mesa electoral".

Ambos se declararon amantes del deporte en general y dado que estaba en disputa el encuentro Nadal-Isner de Roland Garros, los dos mostraron su predilección por el tenis para ver y por el padel para jugar. Rubio confesó que le gusta la bicicleta para el tiempo libre, mientras que Peña aclaró que el tiempo de asueto prefiere dedicarlo a descansar.

Después de las presentaciones llegó el momento de hablar del playoff y lo hizo Peña:

"El objetivo está muy cerca pero aún hay que certificarlo; queremos ser ambiciosos y acabar la temporada lo más arriba posible para intentar conseguir el factor campo y terminar con buenas sensaciones. Hay que ir a ganar a Huesca".

Álvaro Rubio apostilló en este tema algo similar:

"Lo que todos tenemos en la cabeza es entrar en los playoff y después preparar los partidos que vendrán de forma inmediata".

Rubio habló de la situación anímica en la que el equipo afronta estos momentos:

"No sé trata de llegar tranquilos, porque todos vamos a estar muy metidos en los partidos. Nuestra manera de llegar, superando dificultades, puede ser muy positiva para nosotros y nos dará un plus".

Carlos Peña valoró los posibles rivales:

"A dos partidos cualquier rival es peligroso. Si tienes un mal día puedes perder cualquier eliminatoria. Elche y Granada son peligrosos y muy regulares durante el año y el Celta viene en una dinámica negativa, pero cuenta con grandes jugadores. El Valladolid debe pensar en sí mismo y lo primero es entrar en la promoción de ascenso y después ellos también deben respetar al Valladolid, porque confiamos en nuestras posibilidades".

En casa o fuera.

También es importante el factor cancha, aunque para Rubio no tanto:

"No creo que sea decisivo jugar el último partido en tu casa, porque no te asegura nada. En cualquier caso debemos ir lo primero a por los seis puntos ante Huesca y Alcorcón, porque para la moral es bueno".

Peña alabó el sistema de competición de este año, que ha abierto la posibilidad para más equipos de estar en la lucha hasta el final:

"El playoff se ha revelado como un buen sistema y mejor ejemplo somos nosotros, porque igual hace tres o cuatro meses ni imaginábamos que estaríamos peleando a estas alturas por ascender. Posiblemente sin este sistema hubiéramos acabado en mitad de tabla y sin motivación".

Tampoco rechazó el lateral hablar de las posibles dudas que pudo provocar al equipo la derrota en Tenerife:

"Fue un trago amargo; no sé si fue relajación o no terminar de cerrar el encuentro. En los partidos locos sufrimos mucho. Pudieron surgir dudas, pero las hemos superado y somos un buen bloque que está unido y muy fuerte. Nos hemos basado en el partido a partido y es lo que nos ha funcionado, por eso pensamos en ganar al Huesca y luego al Alcorcón".

Álvaro Rubio aseguró que:

"Aún no hemos empezado a hablar de los partidos del playoff porque primero hay que asegurar que lo jugaremos".

Prudencia por tanto, pero también fuerza y confianza, por haber dejado atrás una dura crisis y la presión que hubo por los malos resultados, como piensa Peña:

"Con la mala racha que tuvimos, no podíamos aspirar al ascenso directo; pero luego nos unimos y tiene mérito llegar hasta aquí. Estamos muy ilusionados con jugar en Primera".

A nivel personal Rubio declaró adaptarse a su nuevo rol desde el banquillo, aunque está bien físicamente y se centra en trabajar duro. Peña y Álvaro Rubio se aprestan a vivir con intensidad y celo los días emocionantes que se acercan y piensan que hay muchas posibilidades de ascender.