Competición
  • Clasificación Eurocopa

"Yo no convertí el Madrid en un campo de batalla"

VALDANO | REAL MADRID

"Yo no convertí el Madrid en un campo de batalla"

"Yo no convertí el Madrid en un campo de batalla"

"Hace mucho que no hablo con Mourinho personalmente. Nos saludamos educadamente, pero él buscó otros interlocutores. Él pidió un lugar y yo se lo conseguí".

"Yo no he convertido el Madrid en un campo de batalla. Todo mi esfuerzo esta temporada fue de contención. Fui antes director general del Madrid que Jorge Valdano. Fue un esfuerzo que me obligaba a la prudencia, a la responsabilidad y al sentido institucional. En la Prensa se presentó como una batalla y yo traté de escapar a ella porque quiero, respeto y me enseñó mucho este club. Quise estar a la altura de su grandeza. Florentino, acabada la temporada, tenía que decidir y se ha decantado claramente", dijo Jorge Valdano tras su destitución como director general del Real Madrid. Valdano no quiso comparecer junto a Florentino Pérez para explicar su salida del club provocada por sus desencuentros con Mourinho.

"No sé cuál fue la intención de Mourinho. Yo sólo quise reducir el ruido que había en torno al Madrid. Le pedí al presidente una reunión a tres, pero no fue posible. Yo lo intenté, que es de lo que se trata", explicó.

"No me sentía cómodo"

"Hace mucho que no hablo con Mourinho personalmente. Nos saludamos educadamente, pero él buscó otros interlocutores. Pidió un lugar en el club y yo se lo conseguí: mis responsabilidades quedaron reducidas en el primer equipo. Pero yo no me sentía cómodo en esa situación", insistió.

"Hubo un momento en que vi que el club se había ido hacia un lugar del que yo me había alejado y me había quedado solo. Esto no tiene que ver con Mourinho, sino con el club. Yo no me he movido de mi lugar en todo este tiempo. Me refugié en los valores de siempre del Madrid", argumentó.

"No tenía pensado dimitir"

También explicó por qué hace días negó que fuese a salir del club: "Lo desmentí porque no era verdad. No tenía pensado dimitir. Pero ahora hay un escenario nuevo. Es el Madrid quien emprende una reestructuración. Esta es una decisión del club".

Valdano no discutió la continuidad de Mourinho: "Yo dije que necesitábamos un liderazgo, que el equipo lo necesitaba. Le he visto trabajar, es un buen entrenador y me parece justo que continúe".

"Nunca hubo un enfrentamiento que justificara la postura del entrenador. Lo he seguido más por los medios que por nuestra relación personal", señaló. Y negó que aquella frase suya, tras el empate del Madrid en Almería, en la que señaló que había un nueve (Benzema) en el banquillo mientras Mou pedía el fichaje de otro, fuera el detonante de la situación: "Aquellas declaraciones de Almería no me parecen suficientes. Es una cuestión de diferencia de sensibilidades".

"He sido leal al club"

De su situación personal, dijo: "Yo sólo mido la graduación de mi propia lealtad. Y he sido leal al club y a la persona que me trajo. Mi lealtad duró hasta el último día y no tengo nada más que comentar. Simplemente que soy yo el que tiene que saltar de la organización. El presidente me ha dicho que no tiene nada que reprocharme y yo tampoco tengo nada que reprocharme".

"Me voy con la tristeza de dejar un club en el que llevo entrando y saliendo 27 años. Dejo personas queridas y alejarme de ellas me produce esa tristeza. En esos 27 años esto ha evolucionado mucho. Antes no había una dirección general, sino un sucedáneo que se llamaba secretaría técnica. Había valores muy firmes, pero una organización diferente. Lo que hay que buscar ahora es que se mantengan los valores", abundó.

"No me permitiría una salida de tono"

Para Valdano, "la nueva estructura no achica el club. Es una solución ante una situación que no era fácil de administrar". También reveló que "en alguna ocasión el presidente me pidió que me quedará, pero cuando hay tantas diferencias, no tardan en aparecer".

El ya exdirector general se mostró hermético sobre si le han llamado futbolistas tras conocer su destitución: "No me gusta revelar cuestiones íntimas. He recibido muchas satisfacciones en las últimas horas, pero no me apretece hacerlas públicas".

También arrancó un compromiso al club: "El presidente me ha prometido que el equipo que vino conmigo seguirá". Y acabó hablando de cómo reaccionaría ante Mourinho: "Le daría la mano. Es el entrenador del Madrid, club al que yo quiero mucho. No me permitiría una salida de tono. Lo hice cuando vinimos el domingo a ver al Castilla".