Heridos, pero aún vivos

Segunda B | Castilla 0 - Alcoyano 2

Heridos, pero aún vivos

Heridos, pero aún vivos

El Castilla perdió con el Alcoyano en el Bernabéu ante 45.104 personas.

La fiesta del madridismo en el Bernabéu acabó en tremenda desilusión tras el duro revés que sufrió ayer el Castilla ante 45.104 espectadores. Después de 19 partidos sin perder, el filial fue a pinchar en el momento más inoportuno, contra un efectivo Alcoyano y complicándose mucho su pase a la segunda ronda. Al filial le toca apelar a la heroica.

La eficacia del Alcoyano respondió a uno de los grandes tópicos en estas eliminatorias. Quien perdona, lo paga, y el Castilla lo cumplió hasta la desesperación. Los de Toril salieron al césped atenazados por las circunstancias, aunque eso no les impidió gozar de las mejores ocasiones. Pero pronto se vio que no era el día de Morata, que perdonó tres muy claras, y la puntería también esquivó a sus compañeros.

El acierto designó al triunfador del día, Álvaro. Cuando el Castilla soltaba los nervios, el extremo aprovechó un error, entró en el área, chutó y marcó. Era el segundo tiro visitante y acabó siendo el penúltimo. El Castilla chutó más de quince veces sin premio. Otra lección para la vuelta.

Tras el descanso, Toril cambió a Goni por Joselu y el equipo captó el mensaje: había que volcarse en busca del empate. El filial se vació, pero faltó fortuna. Además de las ocasiones falladas, como un larguero de Denis, hubo un penalti no pitado por mano en el 68'. Cuando la fatiga empezó a pesar, Álvaro heló al Bernabéu con el 0-2. El desánimo invadió a la afición, pese a que el filial dejó una grata imagen y mostró que hay talento. El 0-2 es un varapalo, pero no es un adiós.