El Racing irá a El Molinón con un equipo reconocible

Liga BBVA | Racing

El Racing irá a El Molinón con un equipo reconocible

El Racing irá a El Molinón con un equipo reconocible

Nacho Cubero

En el seno del club saben que todo el fútbol español da por descontada una derrota racinguista ante el Sporting. No es que preocupe demasiado pero tampoco quieren dar pie a chascarrillos. Por eso, el domingo habrá rotaciones pero menos que las que llevan a cabo Guardiola o Mourinho.

Evitar las especulaciones va a ser imposible, lo saben, y el antecedente de la pasada temporada (victoria cómoda del Racing en El Sardinero cuando el Sporting no se jugaba nada) no ayuda, desde luego, a suavizarlas. Ni en Santander ni en Gijón preocupa demasiado pero, por si acaso, no quieren ser 'carne de tertulias' presentando en Gijón un once plagado de suplentes y chavales del filial. Por eso la idea que se maneja ahora mismo en el club santanderino es la de sacar ante los asturianos una alineación 'reconocible'.

Marcelino García Toral no va a alinear el mismo once del que tiraría en caso de jugarse el equipo la vida (Giovani, por ejemplo, forzaría la recuperación para estar sí o sí, pese al riesgo evidente de rotura fibrilar), pero sí va a poner sobre el terreno de juego un equipo formado por futbolistas del primer equipo, bastantes de ellos titulares habituales a lo largo de la temporada. Si, como todo el mundo predice, se pierde ante los de Manolo Preciado, las especulaciones en Getafe, A Coruña y, sobre todo, Zaragoza serán inevitables pero la explicación será más cómoda así que sacando una mezcla de suplentes y jugadores del filial del estilo de la que han utilizado esta temporada en alguna ocasión Guardiola o Mourinho una vez que ya estaba decidido el título de Liga.

Bajas capitales. Hoy en día, un Racing sin Toño y sin Giovani Dos Santos es un equipo absolutamente descapitalizado. Son, de lejos, los dos jugadores más en forma y su baja en El Molinón es definitiva. El portero alicantino recibió ante el Atlético de Madrid su quinta tarjeta amarilla de la temporada y está, por tanto, sancionado mientras que el mejicano tiene una sobrecarga en los isquiotibiales. Nada grave pero ayer, por ejemplo, no pudo entrenarse con el grupo y, desde luego, no van a forzar la máquina en su recuperación. Entrará Ariel.

El entrenamiento de ayer fue muy suave, sin apenas trabajo táctico, y la jornada terminó con una cena de hermandad de todo el equipo en 'Gambrinus'.