El Barcelona lo celebra sin olvidarse del Real Madrid

liga bbva | la fiesta del barcelona

El Barcelona lo celebra sin olvidarse del Real Madrid

El Barcelona lo celebra sin olvidarse del Real Madrid

Gritos de "¿Por qué?" dedicados a Mourinho e insinuaciones de los jugadores. "Que sigan inventando. Nosotros seguiremos a lo nuestro", dijo Carles Puyol. 350.000 hinchas en la calle.

No se han conformado con teñir de azulgrana las calles de la ciudad con cientos de miles de personas. En un Camp Nou a rebosar y entregado a los campeones, la plantilla del Barcelona ha celebrado por todo lo alto el título de Liga, prometiendo volver en menos de un mes con la Liga de Campeones bajo el brazo.

Un espectacular ambiente ha recibido a los jugadores de Pep Guardiola, con cien mil personas llenando hasta la bandera el coliseo catalán y un ambiente más juvenil que de costumbre. Los primeros en saltar al césped, pasados pocos minutos de las nueve de la noche, han sido los capitanes, Carles Puyol y Xavi Hernández.

Emulando la imagen que ya ofrecieron en la final del Mundial, ambos canteranos han dado una vuelta al campo a toda velocidad, portando una ''senyera'' (bandera catalana), entre el jolgorio de la afición ante la inesperada y prematura aparición.

"Nos han atacado de todas partes"

Ya con el Camp Nou a oscuras y unos grandes focos iluminando la salida de vestuarios, la plantilla al completo ha ido saliendo ante sus seguidores, a través de un pasillo formado por los técnicos. Especialmente ovacionados han sido el técnico Pep Guardiola -que se ha marcado un sorprendente baile-, Abidal, Affellay, Mascherano, Bojan, Iniesta y Villa. Sin embargo, ninguno ha podido competir en decibelios con el auténtico líder de este equipo, Lionel Messi. "Os queremos agradecer todo el apoyo. Nos queda un último esfuerzo. No dudéis que lo daremos todo para estar aquí el día 29 celebrando la Champions", ha dicho Puyol en el turno de parlamentos. "Nos han atacado de todas partes. Ellos seguirán inventando, pero seguiremos a lo nuestro, jugando a fútbol, lo que sabemos hacer", ha añadido.

Tanto la promesa de ganar la final de la ''Champions League'' ante el Manchester, el próximo 28 de mayo en Wembley, como las referencias irónicas a los ataques y acusaciones desde Madrid al conjunto azulgrana han estado onmipresentes en los turnos de los jugadores.

"No vale la pena pensar en los demás"

"No vale la pena pensar en los demás, os lo aseguro. Pensad en los nuestros, son los mejores del mundo. Visca el Barça y visca Catalunya", ha exclamado el segundo capitán, Xavi. El siempre reservado Messi, por su parte, ha sido breve, pero claro.

"Mis palabras las guardaré para el día 29. Nos volveremos a ver aquí y volveremos acá", ha dicho el delantero, en la misma línea que Gerard Piqué o Andrés Iniesta. "Esta es la tercera Liga, pero queremos mucho más. Este año ha sido muy especial para mí, ha nacido mi hija. Y ahora quiero regalarle la ''Champions''", ha soltado el manchego en catalán.

Guardiola no se olvida de Lorca

Tras ser manteado por sus jugadores, una imagen que emulaba la del sexteto de hace dos temporadas, Guardiola ha agradecido el apoyo de la afición. "Pero sobre todo, un agradecimiento eterno a estos jugadores, que son irrepetibles", ha dicho Guardiola, que ha recordado asimismo a las víctimas del terremoto de Lorca.

Muchos de los jugadores no catalanes o extranjeros de este Barcelona se han lanzado a hablar en catalán, entre ellos el francés Éric Abidal, al que una pancarta instaba a marcar un triplete de goles en Wembley. "Esta fuerza que me habéis dado me ha ayudado mucho a seguir adelante", ha dicho el lateral francés, al que le fue extirpado un tumor en el hígado que le apartó del equipo durante casi dos meses.

Recuerdo al "¿por qué?" de Mourinho

La sombra del técnico madridista, José Mourinho, también ha planeado sobre el Camp Nou, aunque en un tono sarcástico. "Si alguien se pregunta por qué estamos aquí, digámoslo: porque somos los mejores", ha afirmado Pinto, respondiendo a los ataques del portugués tras ser derrotado ante el Barça en semifinales. Rodeados de sus hijos, una imagen habitual en las celebraciones de los azulgranas, algunos jugadores han coincidido en que, más allá de la calidad, este equipo se caracteriza por ser "una familia".

"Cada año estoy más orgulloso de este grupo de personas. Disfrutad de este momento irrepetible", ha apuntado un emocionado Gabriel Milito. Su compatriota, Javier Mascherano, ha admitido que soñó "muchas noches con formar parte de este equipo". Daniel Alves, que lucía un original bombín brillante, ha dicho: "Se está demostrando que somos mucho más que un club, y no es para quedar bien, sino que este club es una familia. Me siento muy feliz de formar parte de ella". Otro brasileño, Adriano, ha reiterado: "Esto es más que un club, es mi vida, es mi familia". Para finalizar, el delantero asturiano David Villa ha dado las gracias por "vivir este sueño" y, ante la sorpresa de la afición, ha entonado unas estrofas en castellano de "My way", demostrando un acierto en las notas más que encomiable.

Tras la vuelta de honor al campo y un espectáculo pirotécnico, los campeones se han despedido de la afición saltando juntos en el círculo central. Cuando han desfilado hacia las entrañas del Camp Nou, la canción "Common people" les despedía desde los altavoces, quizá la manera más acertada de homenajear a este grupo de jugadores que ya forman parte de la historia.

Baño de masas en la rúa

Antes de llegar al Camp Nou, los jugadores y cuerpo técnico del Barça han ofrecido el título de Liga a su afición con un recorrido por las calles de Barcelona que ha enaltecido el espíritu azulgrana, en un ambiente festivo acompañado de la música de diversos artistas entre los que ha destacado la cantante colombiana Shakira. Millares de barcelonistas, ataviados con todo tipo de adornos azulgranas, han salido a la calle para ver de cerca a los jugadores que han logrado por tercera vez consecutiva el título de la Liga española.

A ritmo de artistas como "Delahoja", "Black Eyed Peas", Martin Solveig y, sobre todo, la cantante Shakira -novia del central azulgrana Gerard Piqué-, el Barça se ha permitido el lujo de celebrar por todo lo alto su campeonato, antes de concentrarse en la preparación de la final de la Liga de Campeones. Los futbolistas han salido del Camp Nou en un autobús descapotable y, poco a poco, a medida que las latas de cerveza se iban vaciando, se han animado alentados por la masa que les esperaba en un trazado que ha pasado por las calles Arístides Maillol, Riera Blanca, Avenida Madrid, Entença y Travessera de les Corts.

La afición y el "volvemos a Wembley"

El recorrido, con final de nuevo en el estadio del Barcelona para celebrar allí la fiesta definitiva, se ha convertido en un tributo a los campeones de Pep Guardiola, que también se ha dejado ver en el autobús celebrando la Liga. El ambiente, mucho más familiar y cívico que en las celebraciones nocturnas en la fuente de Canaletas, ha sido de fiesta, pero con la esperanza de volver dentro quince días para una nueva celebración.

"Tornem a Wembley, Tornem a Wembley (Volvemos a Wembley)", cantaba la afición al paso de los jugadores, que el próximo día 28 tienen ante sí el reto de vencer al Manchester United en la final de la Liga de Campeones precisamente en el escenario, Wembley, donde el equipo ganó la Copa de Europa de 1992.

Entre los más enérgicos y atrevidos, Dani Alves -que llevaba una gorra de los Mossos d'Esquadra- y el recuperado Éric Abidal -que portaba un gorro de la Guardia Urbana-, pero también ha habido protagonismo para jugadores como Piqué, Messi y el guardameta Pinto.

En el bando de los aficionados, todo tipo de camisetas de sus ídolos, desde los clásicos Messi, Xavi e Iniesta, hasta reliquias más románticas como zamarras de Guardiola en su época de jugador o incluso del búlgaro Hristo Stoichkov.

Ha sido una celebración sin trofeo, puesto que físicamente los jugadores no han podido levantar ninguna copa ya que se les entregará el próximo domingo en el partido contra el Deportivo. También ha habido cánticos que hacían referencia al Real Madrid, como el "Por qué, por qué" en tono jocoso dirigido al entrenador José Mourinho.

Asimismo, en el autocar azulgrana se ha vivido un bonito gesto con los damnificados del terremoto de Lorca, puesto que en todo momento una pancarta que rezaba "Llorca al nostre cor" (Lorca en nuestro corazón) ha presidido el defile en el frontal y a un lado del autobús de los jugadores. Una jornada de jolgorio para un Barça de récord y que tiene completamente enamorada a su afición, como ha demostrado hoy al salir masivamente a la calle a festejar un nuevo triunfo de los de Guardiola.