Un partido de suspensión a nueve jugadores de Segunda

SANCIONES | LIGA ADELANTE

Un partido de suspensión a nueve jugadores de Segunda

El Comité de Competición ha sancionado con un partido a nueve jugadores y a José Ramón Sandoval, y ha multado con 602 euros al Real Betis por incidente de publico.

El Comité de Competición de la RFEF ha sancionado con un partido de suspensión a un total de nueve jugadores de Segunda División y al entrenador del Rayo Vallecano, José Ramón Sandoval, y ha multado con 602 euros al Real Betis por incidente de publico.

Los jugadores sancionados con un encuentro, por acumulación de amonestaciones, son Barragán y Nauzet (Valladolid), De Lerma (Albacete), A. Dorca (Girona), Juan Pablo (Salamanca), Delibasic (Rayo Vallecano) y Vasco Fernandes (Elche). Por doble amonestación y consiguiente expulsión se perderán el próximo partido T. Dutra (Villarreal B) y Ángel (Alcorcón).

También han sido castigados con un partido de suspensión el entrenador del Rayo Vallecano, José Ramón Sandoval, expulsado durante el partido contra el Elche; y el preparador físico del equipo ilicitano, Javier Vidal. Ambos en aplicación del artículo 114.

Sandoval y Vidal fueron expulsados, según el acta del partido, por "salir de su área técnica con el juego detenido llegando aproximadamente a la altura del cuarto árbitro, discutiendo" (entre ambos) "con los brazos en alto y dando voces".

El club sevillano ha sido multado porque, según el acta del partido con el Tenerife, "en el minuto 83 se encendieron dos bengalas en el fondo sur, donde se encontraban aficionados del Real Betis".

"Dichas bengalas crearon una pequeña humareda que no perjudicó el desarrollo del partido. Al finalizar el partido seguidores del Real Betis invadieron el terreno de juego con la mera intención de festejar con sus jugadores la victoria, sin que se produjeran incidentes que reseñar", agrega el acta.

El Betis presentó alegaciones para que "se declare la inexistencia de infracción imputable a dicha entidad o subsidiariamente que se imponga una sanción en su grado mínimo".

Sin embargo, Competición recuerda que "el artículo 110 del Código Disciplinario de la RFEF contempla que cuando con ocasión de un partido se producen hechos, a su vez definidos en el artículo 15, hace recaer sobre los clubes la responsabilidad de aquellos hechos, al alterarse el normal desarrollo del encuentro, aunque no sean determinantes de su interrupción, que conllevarían un reproche de mayor consideración".

Y agrega que "no puede negarse que en el desarrollo de la presente temporada por hechos de igual naturaleza el Real Betis ha sido sancionado en cuatro oportunidades, lo que determina la apreciación de la circunstancia agravante prevista en el artículo 11.1 del Código Disciplinario de la RFEF, con la imposición de la sanción máxima contemplada en el artículo 110".