Temas del día

Un empate otorga la gloria

Liga BBVA | Levante - Barcelona

Un empate otorga la gloria

Un empate otorga la gloria

El Barça depende de sí mismo para ganar esta tarde su tercera Liga seguida

Todo el esfuerzo de nueve meses puede justificarse esta tarde. Un empate separa al Barça de su tercer título de Liga consecutivo, un hito, que en la historia de la entidad tan sólo consiguieron los pioneros del 'Dream Team' al mando de Johan Cruyff, que ganaron cuatro de una tacada. Pero el Barça no es el único equipo que se juega algo hoy en Valencia. Si el Barça tiene la Liga a tocar, el Levante tiene el milagro a un paso. Tras una segunda vuelta espectacular, el equipo granota está a las puertas de la permanencia a pesar de tener el presupuesto más raquítico de la Primera División.

Parece por tanto, que el empate favorecería a ambos, pero no se fíen de las apariencias. Ni el Barça ni el Levante se han caracterizado esta temporada por ser generosos con sus rivales. No lo ha sido el Barça, que es el equipo más letal del campeonato en campo rival, ni el Levante, que hace tres meses que no muerde el polvo ante su afición.

Eo sí, los barcelonistas no van a pensar en Wembley ni en el Manchester United. El trabajo de Guardiola a lo largo de esta semana es el de mentalizar a los suyos de que el partido debe de liquidarse en el primer match-ball.

Por tanto, el técnico catalán va a poner sobre el terreno de juego a los mejores de su plantilla. Para Guardiola, sólo existe el presente y quiere liquidar la Liga cuanto antes mejor.

En el Levante, existe la convicción de que el único camino posible ante el Barça es el de dejarse la piel en el campo. sea el escenario que sea. El ejemplo de la Real Sociedad hace quince días es el mejor reflejo en el que pueden mirarse esta noche los jugadores de Luis García.

Luis García apostará por un trivote en el medio

Como ya hiciera en el choque de la primera vuelta en el Camp Nou, Luis García volverá a variar el sistema habitual y apostará por un trivote en el centro del campo para intentar reforzar la parcela donde nace todo el fútbol del Barcelona. En aquella ocasión no le fue mal esta apuesta ya que aguantó bien las embestidas de los de Guardiola durante toda la primera parte y, salvó el primer cuarto de hora de la segunda donde Pedrito anotó dos goles, puso contra las cuerdas a los culés. Así, esta noche será Rubén Suárez el sacrificado y dejará su puesto en el once a Pallardó que formará en el centro del campo junto a Xavi Torres e Iborra. El resto del equipo será el mismo que en San Mamés con Caicedo como la referencia en la punta de ataque y escudado en las bandas por Xisco Nadal y Valdo. Esta temporada se vio un trivote en Barcelona (2-1) y también en Málaga (1-0).